10 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mazazo de la Fiscalía alemana desmoraliza a Puigdemont y a sus abogados

Puigdemont seguirá en la cárcel hasta que el tribunal alemán decida sobre su extradición "en un par de días".

Puigdemont seguirá en la cárcel hasta que el tribunal alemán decida sobre su extradición "en un par de días".

La Fiscalía germana pide al tribunal que extradite al expresidente por rebelión y malversación. Los jueces, que decidirán en los próximos días, ven riesgo de fuga y le dejan en la cárcel.

Alemania ha arrojado este martes un doble jarro de agua fría a las expectativas de futuro del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Aceptando los argumentos de la Fiscalía del Tribunal Supremo, la Fiscalía alemana ha solicitado al Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein que extradite a Puigdemont a España por los delitos de rebelión y malversación de caudales públicos. El segundo mazazo: los jueces han decidido mantenerle en prisión hasta su fallo, que se conocerá "en un par de días".

"Tras un exhaustivo análisis de la orden de detención europea del Tribunal Supremo de Madrid del 23 de marzo de 2018, la Fiscalía General ha tomado la decisión de presentar una pertinente solicitud de extradición", ha argumentado el Ministerio Público en la nota entregada este martes al tribunal.

La Fiscalía germana ha asumido que la euroorden cumple todas las garantías para aceptar la extradición y ha señalado que los delitos aludidos cuentan con sus correspondientes equivalentes en el Código Penal alemán.

En el caso de la rebelión, argumentado en base a la convocatoria de un referéndum contrario a la ley y "a pesar de que se esperaban altercados violentos", equivaldría en Alemania al delito de alta traición. "No es necesaria una coincidencia palabra por palabra entre los reglamentos alemanes y españoles", ha precisado la Fiscalía. Asimismo, el Ministerio Público ha recordado en su nota que las autoridades españolas han denunciado la utilización de dinero público para la celebración de dicho referéndum.

La Fiscalía ya había avanzado que adoptaría una posición sobre este caso después de los días festivos de Semana Santa -en Alemania fue festivo también el lunes- y ahora corresponde al tribunal analizar dicha petición y la documentación enviada desde España.

El expresidente catalán, entretanto, seguirá en la prisión de Neumünster a la espera de conocer su futuro. "Puigdemont se queda por ahora en la cárcel", ha anunciado la fiscal Wiebke Hoffelner en un comunicado, después de que se alertase de que existe "riesgo de fuga".

La portavoz de la corte Frauke Holmer ha negado que exista un plazo determinado para fallar. "No les puedo decir cuánto va a durar", ha afirmado al ser interrogada sobre el tema este martes, aunque sí que ha apuntado que todo quedará resuelto, en principio, en "un par de días".

Nuevo desafío de Torrent

Por otra parte, la Mesa del Parlament ha decidido este martes aceptar la delegación de voto solicitada por Puigdemont en favor de la parlamentaria de Junts per Catalunya, Elsa Artadi. La decisión, adoptada con el visto bueno de Roger Torrent y con el voto favorable de JxCAT y ERC, se ha producido contra el criterio de los letrados de la Cámara y desobedeciendo al Tribunal Constitucional.

Comenta esta noticia