11 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las oficinas del SEPE reabren al público con 200.000 ERTE sin resolver

CSIF rechaza la medida pues considera que debería estabilizarse primero la carga de trabajo y garantizarse las medidas de seguridad para todo el territorio de manera uniforme

Las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) han abierto hoy lunes al público en las zonas que se encuentran en fase 3, una reapertura que rechaza la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) que considera que debería estabilizarse primero la carga de trabajo acumulada y que incluye, por ejemplo, la gestión de alrededor de 200.000 expedientes de ERTE que todavía están sin resolver.

CSIF ha explicado desde que empezó la crisis sanitaria, los trabajadores del SEPE han trabajado en sus casas “los siete días de la semana a doble turno” para atender la “avalancha” de solicitudes de protección por desempleo, con una plantilla deficitaria. Pues, respecto al año pasado, la carga de trabajo se ha incrementado un 530%, mientras que la plantilla solo ha aumentado un 10% con personal interino por seis meses, prorrogable a nueve.

A esta situación se suman, según CSIF, las declaraciones políticas "irresponsables" sobre el abono de la práctica totalidad de prestaciones, cuando aún hay 200.000 personas que aún no han percibido su prestación solamente en lo que respecta a los ERTE. En este sentido, afirman que restan por tramitarse la protección al colectivo de empleados del hogar y las prestaciones ordinarias de la carta de servicios del SEPE.

Falta de medios para atender el IMV

Así mismo, recuerdan que también hoy se inicia el plazo de solicitudes para el Ingreso Mínimo Vital (IMV) y que la falta de formación al respecto y de personal está provocando problemas.

En este sentido han indicado que las plantillas “están bajo mínimos tras disminuir más de un 20% en los diez últimos años”, y actualmente se sitúan en 26.840 trabajadores, “una cifra insuficiente para atender el volumen de trabajo”. Además, desde CSIF denuncian que los empleados públicos “no disponen de una formación específica ni de instrucciones claras sobre la tramitación de la nueva prestación de IMV”.

Así apuntan que “durante esta primera jornada de apertura de solicitudes, se han registrado colas a las puertas de algunas oficinas de la Seguridad Social, como en las Palmas, a pesar de que no están abiertas al público, esto se debe a la preocupación de los afectados por gestionar su prestación cuanto antes”.

Por otro lado, el sindicato considera que las oficinas del SEPE deberían reanudar su actividad pública al mismo tiempo y de la mano de las Comunidades autónomas con las que comparten espacio para garantizar "las mismas y máximas medidas de seguridad sanitaria, además de la vigilancia de seguridad, tanto para los gestores de prestaciones como para los usuarios".

En este sentido, reclaman la presencia de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en el conjunto de las unidades que garanticen la invulnerabilidad tanto de gestores como de usuarios. "Poco sentido tiene reanudar la atención a nuestros usuarios en unos territorios sí y en otros no, si no podemos estar en condiciones de garantizar una respuesta efectiva al conjunto de desempleados a los que, lamentablemente, todavía no hemos podido llegar", concluyen.

 

Comenta esta noticia