Puig queda fuera del frente común Alicante-Murcia por el trasvase Tajo-Segura

López Miras y Carlos Mazón

López Miras y Carlos Mazón

El gobierno de Murcia y la Diputación de Alicante, ambas gobernadas por el PP, hacen frente común en apoyo del trasvase Tajo-Segura tras la última decisión de la ministra socialista Ribera.

El jefe del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras, y el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, han dejado claro este lunes que no permitirán que "se recorte ni un solo litro de agua del trasvase Tajo-Segura".

El encuentro se produce ante el "desasosiego" generado por la última medida de la ministra Teresa Ribera de dar entrada a los municipios ribereños del embalse Entrepeñas-Buendía, contrarios al trasvase, en la Comisión de Explotación del Trasvase, de la que quedan excluidos, sin embargo, los agentes relacionados con las cuestiones hídricas y el riego de la Vega del Segura.

A la reunión no fue invitado el presidente Ximo Puig ni representantes del gobierno del Botànic, máxime cuando ha sido la decisión de una compañera de partido la que ha levantado los ánimos de los regantes del sur de Alicante y de Murcia.

La líder de los populares valencianos, Isabel Bonig, ha puesto en valor que, "ante la inacción" del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, "el PP que gobierna en la Diputación de Alicante ha tomado la iniciativa" en defensa del trasvase Tajo-Segura. Interpelada sobre si debería haberse invitado al presidente de la Generalitat a este encuentro, ha defendido que el jefe del Consell "tiene perfectamente toda la legitimidad y capacidad para haber llamado al presidente de Murcia y haber solicitado esta reunión".

Con todo, López Miras y Mazón adelantaron por la mañana que buscarán alianzas en Almería  y la Comunitat Valenciana para frenar una deriva en cuanto a la política hídrica  nacional". Incluso no se descarta la vía judicial.

Los dos dirigentes del PP, Miras y Mazón, se ha alegrado del anuncio de Compromís de ir a los tribunales si se confirma la noticia de la incorporación de los municipios ribereños y ha hecho un llamamiento a la unificación de esfuerzos a los partidos que gobiernan en la Comunitat Valenciana: PSPV, Compromís y Unides Podem.

 

Bonig, interpelada sobre si debería haberse invitado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a este encuentro, ha defendido que el jefe del Consell "tiene perfectamente toda la legitimidad y capacidad para haber llamado al presidente de Murcia y haber solicitado esta reunión".

Sudor y sangre

Por su parte, Mazón ha afirmado que "no cederemos ni un milímetro a lo que nos viene y cada gota de agua que nos quieran quitar los intentaremos compensar con gotas de sudor, de sangre", en términos literarios, ha puntualizado.

Y es que, ha recordado, "hace 15 años ya se desnaturalizó la Comisión de Explotación, dando entrada a representantes políticos y fue un desastre y se volvió a una comisión de perfil técnico y ahora vuelve a acometerse un error de ser ciertas las palabras de la ministra a los pueblos ribereños". "Hagamos lo que hagamos en este asunto saldrá mal", ha señalado.

Según Mazón, "si no se produce esa rectificación no tendremos más remedio que solicitar que Murcia y Alicante tengan la misma presencia en esa Comisión y entre todos volveremos a desnaturalizarla y si solo se incorporan los pueblos ribereños no tendrá vuelta a atrás y las medidas irán más allá que verter gotas de sudor por nuestra parte".

López Miras ha recordado que Pedro Sánchez dijo que el trasvase se cerraría y ha denunciado que "no creen" en dicha infraestructura, a lo que Mazón ha destacado que la intención, a su juicio, es "clara; se está buscando la muerte del Tajo-Segura".

Mazón ha anunciado la intención de ampliar la Mesa Provincial del Agua de Alicante y ha ofrecido a Murcia que se incorpore a dicho órgano y también al conjunto de los sectores productivos de nuestras tierras, ya que "queremos socializar el problema del agua, que afecta a todos, al PIB en todas sus extensiones, como empleo, riqueza, familias".

Un encuentro en el que, además del tema del agua, han abordado la financiación autonómica y las infraestructuras. López Miras ha reclamado la urgente puesta en marcha del tercer carril de la A-7, que une Crevillente y Alhama y en financiación autonómica ha criticado que tanto la Diputación de Alicante como la Región "estén maltratadas" y ha reclamado que se inicie la reforma del sistema.

Mazón, por su parte, ha calificado de "vergonzosa" la línea de unión, tanto por autovía como por vía férrea, de la línea de cercanías Alicante-Murcia.

Comenta esta noticia
Update CMP