15 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Barones de Podemos dan una cura de humildad a Iglesias ante su cita en Moncloa

Iglesias, este lunes, junto a Noelia Vera y Pablo Echenique.

Iglesias, este lunes, junto a Noelia Vera y Pablo Echenique.

El líder quería plantear al líder del PSOE una oferta-ultimátum: o gobierno de coalición o no habrá apoyo. Pero tendrá que moderar su mensaje, obligado por los candidatos del 26-M.

A todo o nada. Pero sin líneas rojas. Haciendo de la necesidad virtud, Pablo Iglesias obtuvo este lunes vía libre -no hay margen para revueltas internas a escasos días del arranque de la campaña del 26-M- de sus barones para acudir este martes a La Moncloa con una oferta para Pedro Sánchez: un gobierno de coalición con ministros de Podemos. Eso sí, presionado por sus barones, Iglesias aparca su formato ultimátum.

Pese a algunas reticencias internas, a las que han puesto voz los anticapitalistas de Teresa Rodríguez, Iglesias quiere negociar de tú a tú con el líder del PSOE para "garantizar desde dentro", en palabras de un cercano al líder, el cumplimiento de la "agenda social" y del "gobierno de las izquierdas". "Dijimos que nos presentábamos para gobernar. Debemos ser honestos con nuestros electores", explicó el dirigente morado a los críticos con su estrategia.

"Es más cómodo ser una oposición de izquierdas cambiando muy pocas cosas. Pero si no se pudieran cambiar las cosas desde el gobierno, ¿por qué los principales bancos españoles e internacionales le dicen al PSOE que no gobierne con nosotros?", recalcó.

En su intervención inicial en el Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano de decisión entre asambleas, Iglesias reconoció que la iniciativa la tiene ahora Sánchez, pero ellos le trasladarán al presidente su disposición "al diálogo para participar en la formación de un gobierno con una base parlamentaria amplia que sea estable y garantice la aplicación de un programa progresista".

En cualquier caso, la dirección someterá su decisión final a una consulta a la militancia. Pero la apuesta de Iglesias y su equipo más cercano sigue siendo la fórmula "a la portuguesa". De hecho, hace una semana, Irene Montero ya puso sobre la mesa los nombres de los ministrables de su partido: el propio líder, Pablo Echenique, Rafa Mayoral o Yolanda Díaz.

Su mal resultado electoral le ha restado la fuerza necesaria para imponer como un ultimátum sin puerta de salida su oferta al PSOE.

 

A Iglesias ya no le sirve un acuerdo de presupuestos, quiere su vicepresidencia y sus ministros.

 

A pesar del cierre de filas, los barones territoriales -que han crecido en influencia desde las últimas debacles electorales en Andalucía y el 28-M- tienen muchas dudas sobre las alianzas y no quieren cerrarse puertas con una posición maximalista. No en vano, muchos de ellos son candidatos a las autonómicas y saben que también el 26-M sus únicas posibilidades de tocar poder es mediante alianzas con el PSOE.

El modelo de Castilla-La Mancha, con el podemita José García Molina como vicepresidente del socialista Emiliano García-Page, está sobre la mesa de la dirección nacional. De hecho, como ya hicieron en el Consejo Ciudadano que analizó la espantada de Íñigo Errejón, antes del cónclave de este lunes, los barones se citaron sin la presencia de Iglesias.

El anfitrión de aquel encuentro fue el propio García Molina, y en él participaron los secretarios generales del País Vasco (Lander Martínez), Murcia (Óscar Urralburu), La Rioja (Kiko Garrido), Islas Baleares (Mae de la Concha), Extremadura (Alvaro Jaén), Valencia (Antonio Estañ), Canarias (Noemí Santana), Aragón (Nacho Escartín) y Asturias (Daniel Ripa).

A todos ellos lanzó a Iglesias el mensaje que trasladará este martes al propio Sánchez: "Toca colaborar, dialogar y empatizar. Es importante dejar a un lado la arrogancia en la que todos hemos podido caer y ponernos de acuerdo para un Gobierno progresista y estable".

Otra cosa son los planes ocultos del líder socialista que solo verán la luz tras el 26-M. Por si acaso, Iglesias le envió esta advertencia: "El resultado del PSOE es muy importante, deben tomar la iniciativa y liderar el gobierno, pero no podrá caminar solos como en otras épocas".

Comenta esta noticia
Update CMP