Deportivo 1- Valencia 2. Cierta falta de oficio no empaña la primera vuelta

40 puntos. Esa es la cifra con la que el Valencia CF cierra una magnífica primera vuelta.

Un Valencia CF con significativas variaciones en el once visitaba a un Deportivo de La Coruña en horas bajas y, a la vez, muy necesitado. Precisamente esos dos condicionantes serían los que determinarían un inicio lleno de ímpetu y fogosidad por parte de los gallegos. Los cambios en el once del Valencia no conseguían el efecto deseado en cuanto a control de juego (se apostó por un "trivote" con Parejo, Maksimovic algo escorado a la derecha, y un Coquelin recién aterrizado) y Borges tenía las dos primeras llegadas francas (especialmente la que estrelló en el travesaño mediante remate con el hombro).

Poco a poco, la efervescencia deportivista iría dejando paso a una fase en la que los valencianistas conseguirían imponer su presión adelantando líneas. Guedes lo probó dos veces; pero sería a la tercera cuando iba a lograr el éxito tras un lanzamiento desde la frontal que, incomprensiblemente, el meta gallego Rubén Martínez no acertaría a detener (0-1). Una vez más, Gonçalo Guedes fue el hombre sobre el que pivotó la ofensiva che, que hoy no contaba con la aportación de Simone Zaza de inicio.

En los inicios de la reanudación, la sensación de dominio de los visitantes se acrecentaba y, siguiendo con esa presión arriba, el central valenciano Albentosa no acabaría de ser capaz de leer la actividad de un Santi Mina que castigó su mala salida de balón para que Rodrigo (con cierta fortuna) pusiera el 0-2 en el electrónico. El partido parecía cerrado por ese entonces. Zaza, recién entrado de refresco, pudo ponerle colofón con dos potentes disparos, pero no lo consiguió.

Sin embargo, cuando nada hacía presagiar un final repleto de agobios y apreturas, Andone aprovechaba la pasividad de los centrales valencianistas tras ser habilitado por Adrián López desde dentro del área pequeña. El final del partido (con el propio Adrián rematando a bocajarro por encima de Neto en el minuto 92) significaba una clara muestra de lo que este Valencia CF debe de sumar a su repertorio como equipo grande: el oficio para certificar victorias de este tipo.

En el buen camino se está: el hecho de cerrar la primera vuelta con cinco u ocho puntos más que el Real Madrid demuestra que se ha entrado de pleno derecho en un nuevo ciclo. Un ciclo que se prevé más que esperanzador.

Comenta esta noticia