Puig, de nuevo en el "punto de mira" legal por sus negocios mediáticos

Ximo Puig

Ximo Puig

El President no compareció en Les Corts por este tema al ser salvado por sus socios de gobierno, pero nuevas informaciones apuntan a que podría haber incumplido normativas legales

Cuando parecía que escampaba la tormenta para Ximo Puig por el caso de las subvenciones a las empresas de su hermano Francis,  arrecia de nuevo en forma de supuestas "ilegalidades" para condonar una deuda a una empresa de la que es accionista, según nos cuentan hoy nuestros compañeros de ABC en Valencia.

Al parecer,  Puig, se saltó cinco leyes y normativas para aprobar el pasado marzo que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) condonara el 70 por ciento de un crédito a Promociones y Ediciones Culturales (Pecsa), editora del «Periódico Mediterráneo», diario líder en Castellón. Ximo Puig es propietario de un 1,16% del capital de esta sociedad, una participación valorada en 177.886,06 euros.

Conocido era, y ya publicado por este diario, que Puig posee desde hace décadas acciones en la mercantil Pecsa. Se trata de una participación en el que hoy es el diario más importante de su provincia, Castellón, donde ejerció de joven como periodista, su profesión. En un momento muy delicado para la cabecera, un grupo de trabajadores entre los que se encontraba Puig participó en la capitalización de la misma con la indemnización por despido que habían cobrado de la propia empresa. 

Sin embargo, el hoy presidente valenciano ha conservado esta inversión durante décadas, ejerciendo como presidente de la Generalitat y, en paralelo, como accionista minoritario del principal periódico castellonense, ya que es Grupo Zeta, el histórico propietario del grueso de las acciones (casi del 85%), ha sido adquirido recientemente por Prensa Ibérica, el principal grupo mediático de toda la Comunitat Valenciana. Los estandartes de Prensa Ibérica son el diario Levante-EMV en Valencia, el diario Información en Alicante, y ahora Mediterráneo en Castellón: las tres cabeceras líderes de las tres provincias valencianas.

El movimiento ha convertido al presidente de la Generalitat Valenciana en socio del mayor conglomerado de medios de comunicación de la autonomía que él mismo preside. El pasado mes de octubre, la mayoría que componen PSPV, Compromís y Unides Podem-Esquerra Unida rechazó en las Cortes Valencianas, la puesta en marcha de una comisión de investigación sobre este asunto. La había solicitado Ciudadanos y la apoyaron también los grupos del Partido Popular y Vox, pero perdieron por 48 votos contra 45.

Publicidad institucional y dividendos

A todo ello, hay que añadir que Prensa Ibérica es, con diferencia, el grupo mediático que más dinero recibe en publicidad institucional de la Generalitat Valenciana. Las cifras de 2018 publicadas por el canal de transparencia de GVA Oberta reflejan la entrega a medios del grupo de cerca de 1,4 millones de euros, casi 1,7 si se suma el importe del recién adquirido El Periódico Mediterráneo. Y cabe subrayar que el grueso procede precisamente de Presidencia. Es decir: el principal grupo receptor de publicidad institucional de la Generalitat de Ximo Puig tiene como socio en Castellón al propio Ximo Puig.

Pero hay más, Puig ha recibido de Pecsa 18.900 euros en reparto de dividendos, según sus propias declaraciones de bienes: 6.510 en 2016; 5.880 en 2017; y otros 6.510 en 2018. Resulta contablemente paradójico que una empresa que reparte dividendos a sus accionistas anualmente necesite la condonación de sus deudas.

Comenta esta noticia