Ayora, a punto de celebrar el Primer Corte de la Miel

La XVIII edición de esta feria gastronómica, turística y cultural tendrá lugar en este municipio del 11 al 14 de octubre próximos.

La relación entre el hombre y la abeja ya se manifestaba en la Comunitat Valenciana desde la época del Paleolítico en muchas pinturas rupestres. La miel es historia, es artesanía pura. Y, en Ayora, un municipio valenciano de interior con muchos encantos y la capital de la comarca que lleva su nombre, Valle de Ayora, saben mucho sobre ella. Sobre todo, cuando llega octubre.

El calendario se detiene ese mes, desde hace 18 años, (unas veces en torno a la festividad del 9 d'octubre; otras un poco más tarde, cerca de la festividad del Pilar), y los apicultores saben que llega el momento de ofrecer a todo el mundo una serie de productos, en torno a la miel, que se diferencian por su calidad y por su extraordinario sabor. Saben que llega el momento de la Feria de El Primer Corte de la Miel porque en Ayora existen muchas familias que se dedican a la apicultura, continuando este trabajo de generación en generación.

La cuenta atrás ha comenzado y todo está ya casi preparado para que vea la luz la decimoctava edición de este evento de carácter gastronómico, turístico y cultural, que durante cuatro días (del 11 al 14 de octubre), y gracias a la colaboración del Ayuntamiento del municipio y de su concejalía de Turismo, invitará a los más de 30.000 visitantes que recibe cada edición a deleitarse con la localidad, a través de un indiscutible hilo conductor, la miel, que tanta fama ha dado a este enclave en todo el mundo, gracias a su calidad y sabor.

Se trata de un punto de encuentro ineludible para los amantes de este manjar, que podrán dejarse seducir por todas sus variedades, así como de productos derivados (propóleos, jalea real, dulces o cosmética) y otras delicias gastronómicas, que estarán a su alcance en los stands habilitados para la ocasión. 

Seis zonas para conocer la feria a fondo

Si ya te estás animando a visitar la Feria del Primer Corte de la Miel, debes saber que hay seis zonas clave para conocerla a fondo: la zona apícola, la zona gastronómica, la zona comercial, la zona infantil, el mercado de artesanos y los callejones temáticos. 

La primera de ellas, la zona apícola, es el eje del evento, y por tanto una de las zonas más importantes de la feria. En ella están los expositores apícolas de la población y ofrece una amplia gama de mieles de diferentes variedades (así como la posibilidad de degustarlas) y productos derivados de la misma (polen, jalea real, propóleos, dulces, cosmética...).

En esta zona encontramos uno de los mayores atractivos de la feria, la gran urna de cristal, en la que se puede ver en vivo el trabajo de los apicultores, desde que se instala la colmena hasta el momento de la extracción de la miel, tras el cual llega uno de los momentos más esperados por el público asistente, al darles a degustar miel recién cortada del panal de forma gratuita. Este colmenar vivo es la diferenciación respecto a otras ferias por ser una exhibición única y de gran interés para el público asistente.

Barrio de los Altos, mercado de artesanos

En las últimas ediciones se ha contado también con la reproducción de una colmena de grandes dimensiones en cuyo interior se proyectan videos en 3D sobre el mundo de las abejas, con gran acogida por su adaptación a todos los públicos. Tanto el espacio apícola como el colmenar, quedan ambientados en un entorno que imita estar en un bosque para transmitir mejor el trabajo donde se desarrolla la apicultura.

Por lo que respecta a la zona gastronómica, se sirven degustaciones de todo tipo de productos, desde los más típicos de Ayora y de la comarca (gazpachos ayorinos, arroz al horno, las tortas fritas con miel, embutidos y aperitivos) hasta platos de novedosa cocina. En las pasadas ediciones, y apostando cada vez más por la fusión gastronómica y el uso de la miel en la cocina, se realizó un concurso entre los expositores de platos elaborados con miel, La Ruta de la Tapa y Miel, en la que los expositores participaban con un plato (dulce o salado) que tuviera como ingrediente indispensable la miel. Mediante un sistema de pasaportes cuñados, se realiza un sorteo de productos típicos de Ayora entre el público participante que completa la ruta y se entrega un reconocimiento a los stands ganadores.

Zona infantil con talleres para los niños

La zona infantil, como su nombre indica, está reservada a los más pequeños. Cuenta con una carpa donde se realizan diversas actividades didácticas y de entretenimiento como pintacaras, globoflexia, hinchables y un sinfín de manualidades que ayudan a los más pequeños a conocer los secretos de la apicultura.

La zona comercial intenta “recuperar” o hacer alusión a la perdida Feria de Otoño que tanto caracterizó a la población de Ayora en el pasado. En ella se puede encontrar una amplia variedad de productos, donde año tras año aumenta el número de expositores. El incremento de solicitudes dio lugar a la diferenciación entre mercado de artesanía (ubicado en la zona de los Altos) y el mercado comercial ubicado en esta zona.

El mercado de la artesanía decidió ubicarse en el casco antiguo (Barrio de los Altos), decorando todo el barrio de estilo medieval, colocando pórticos de acceso al mismo y ubicando los puestos artesanales por las calles de acceso al antiguo barrio medieval de la población y en la propia Placeta de la Cárcel, centro del casco antiguo. De este modo, se crea una diferenciación comercial de los productos por zonas, a la vez que se amplía el recorrido del recinto para los turistas.

Imagen del bosque

Y, por último, los callejones temáticos, situados entre la zona principal de la feria (gastronómica y apícola) y la zona comercial, son utilizados para realizar exposiciones al aire libre con diferentes temáticas que varían todos los años (excepto el callejón apícola) y que buscan despertar el interés de los visitantes. Entre las temáticas desarrolladas se realizan exposiciones sobre el patrimonio, las fiestas, las tradiciones o aspectos singulares de la población.

Tres novedades más

Si a toda la feria, añadimos los mejores aliados de esta tierra, -sus recursos patrimoniales, turísticos, históricos y medioambientales- el Puente de octubre, sin duda, está hecho para cuadrar nuestras agendas y no perderse este evento. Un evento que, por cierto, contará con tres importantes novedades esta edición: una nueva decoración e iluminación en la zona del bosque, que sirve de transición entre la colmena y la zona apícola; un photocall donde podrás fotografiarte con la mascota de la feria -"Mielosa"- y una falla.

La miel ha dado mucha fama y tradición a Ayora

Todo está preparado y pensado al detalle. Ayora está a punto de convertirse, una vez más, en el centro de todas las miradas. Sus calles y su feria nos esperan, dispuestas a dejarnos seducir por El Primer Corte de la Miel, un acontecimiento que se ha consolidado como referente para el turismo de interior en Valencia, declarado Fiesta de Interés Turístico Autonómico, y que es capaz de superarse año tras año.

Ahora, sólo nos queda ir a Ayora y disfrutar. 

Comenta esta noticia