23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Calviño insiste que los indicadores económicos positivos ganan a los negativos

La vicepresidenta reconoce que el momento actual es de altísima incertidumbre pero quiere ver el vaso medio lleno. Prevé que el PIB crezca más de un 1,5% en el cuarto trimestre.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, prevé que la economía española crezca en el cuarto trimestre por encima del 1,5% previsto por Funcas, aunque ha reconocido que el crecimiento no será de la misma intensidad que el estimado por el Gobierno para el tercer trimestre (en torno al 13%).

«Nuestras previsiones son superiores (al 1,5%), pero es evidente que el cuarto trimestre tiene que tener un crecimiento menor que el del tercero porque es el efecto del rebote. Ante la caída intensa que tuvimos en el segundo trimestre, el tercero es el de rebote y el cuarto normalmente tendrá un crecimiento de menor intensidad», ha apuntado. La ministra, en declaraciones a RNE, ha subrayado que esta minoración del crecimiento del PIB en el cuarto trimestre «no es un problema», sino todo lo contrario, pues mientras se mantenga la recuperación económica, España estaría «en la senda correcta».

La vicepresidenta se agarra a cualquier dato, y ha destacado que el uso de tarjetas de crédito, por ejemplo, “ha subido mucho la semana pasada” o la evolución «dinámica» de las exportaciones de vehículos a Francia y Alemania. En su opinión, lo que esto pone de relieve es que lo pase con España también depende de lo que ocurra en el exterior, pues la economía española es una economía muy abierta y la pandemia es global.

Preguntada por las previsiones del FMI, que sitúan a España como la peor de las grandes economías avanzadas en 2020, la vicepresidenta ha defendido la gestión de la crisis que ha hecho el Gobierno de Pedro Sánchez y ha explicado que el impacto diferencial respecto a otros países se debe al peso que tiene en España el sector turístico. Siempre la misma excusa.

Respecto a los ERTE y las ayudas a los autónomos, aunque en el Plan Presupuestario no viene consignado ningún importe de estas dos medidas para 2021, Calviño ha indicado que se mantendrán mientras sea necesario, aunque adaptándolas a las circunstancias.

En relación a si el Gobierno subirá el sueldo de los funcionarios, Calviño se ha remitido a las negociaciones de la ministra de Función Pública, Carolina Darias, con los sindicatos, y ha indicado que la posición del Ejecutivo es la de «apoyar» los servicios públicos y a sus empleados, de los que ha dicho que han realizado y realizan una tarea «encomiable». «Vamos a ver en qué terminan los diálogos», ha dicho.

En el plano fiscal, Calviño ha recordado que se va a crear un grupo de expertos para analizar, más a medio plazo, cambios en las bonificaciones impositivas. Sobre el IVA de las mascarillas, ha afirmado que ahora mismo «no es una cuestión que pueda suponer un obstáculo importante».

Comenta esta noticia
Update CMP