15 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Así cobramos, así gastamos y así (no) ahorramos

Los sueldos no arrancan, aunque el paro ha descendido mucho en los últimos años y las retribuciones han mejorado. Pero venían desde muy abajo y el repunte no permite empezar a ahorrar.

El sueldo anual más habitual fue de 16.497,4 euros en 2016, cifra similar a la de los dos años anteriores, según la 'Encuesta Anual de Estructural Salarial' del Instituto Nacional de Estadística (INE), con datos correspondientes al último ejercicio completo cerrado.

Por su parte, el salario medio anual por trabajador subió un 0,2% en 2016, hasta situarse en 23.156,34 euros. No obstante, el INE precisa que el salario más frecuente fue de casi 16.500 euros anuales, con una diferencia entre ambos de más de 6.600 euros.

El organismo estadístico explica esta diferencia entre el salario medio y el más habitual en que hay pocos trabajadores con salarios muy altos, pero que influyen notablemente en el salario medio. El INE hace, pues, una división entre los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior para obtener el salario mediano, que en 2016 se situó en 19.432,6 euros.

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres se han reducido ligeramente pero llegan al 23%

Los trabajadores con contratos de duración determinada ganaron una media de 16.567,8 euros anuales en 2016, un 0,9% más que en 2015, frente a los 24.516,4 euros de los contratos indefinidos (-0,2%). En general, los trabajadores con un contrato de duración determinada tuvieron un salario medio anual inferior en un 32,4% al de los contratos indefinidos.

El sueldo de ellas

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres se han reducido ligeramente respecto a la anterior encuesta. La ganancia media anual de los hombres fue de 25.924,4 euros al año, mientras que la de las mujeres supuso el 77,7% de esta cuantía, con 20.131,4 euros, un 22,3% menos que la de los hombres. En 2015, la brecha entre ambos sexos era del 22,8%. 

Bien es cierto que esta diferencia no obedece exactamente al desigual pago para la misma función laboral, sino a que ellas asumen la mayor parte de las excedencias y de las reducciones de jornada por maternidad y otras razones.

El INE ha destacado que esta diferencia salarial se reduce si se consideran situaciones similares (tipo de contrato, jornada, ocupación). También ha dejado claro que la desigualdad también queda patente si se analiza la proporción de trabajadores con ganancia baja (asalariados cuya ganancia por hora está por debajo de los dos tercios de la ganancia mediana), que fue del 16,8% en 2016. Entre estos trabajadores, el 64,3% eran mujeres.

En 2016 el número de mujeres que tuvo unos ingresos salariales menores o iguales al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) fue del 17,8%, frente al 7,8% de los hombres. En los salarios más altos, el 9,8% de los hombres presentó unos salarios cinco veces o más superiores al SMI, frente al 4,9% de las mujeres.

Además, la ganancia media por hora a tiempo completo de los varones fue de 16,28 euros en 2016 (-0,8% respecto a 2015), frente a los 14,52 euros de las mujeres (-2%). A tiempo parcial, la ganancia media por hora de las mujeres fue de 10,16 euros (-0,1%) y la de los hombres de 11,83 euros (+1,3%).

El sueldo a tiempo parcial sube

También es destacable la diferencia entre la ganancia media anual de los trabajadores a tiempo completo (26.870,4 euros) con la de los contratados a tiempo parcial (10.254,4 euros), aunque esta brecha se explica por la diferencia de horas trabajadas. El salario medio de los contratados a tiempo completo bajó un 0,6% respecto a 2015, mientras que el de los contratados a tiempo parcial aumentó un 1,9%.

Las mujeres que trabajan a tiempo completo ganan una media de 24.813,71 euros al año (-0,9%), mientras que los hombres obtienen unas ganancias de 28.363,2 euros (-0,5%). En el caso del tiempo parcial, las mujeres ganan 10.023,7 euros (+1,7% sobre 2015), mientras que la ganancia de los hombres es de 10.737,5 euros (+1,9%).

 

 

La actividades económicas con mayor remuneración anual en 2016 fueron el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (50.992 euros), actividades financieras y de seguros (42.684,6 euros), información y comunicaciones (32.448,3) e industrias extractivas (32.400,6 euros).

En cambio, los asalariados de hostelería (14.125,3 euros), actividades administrativas y servicios auxiliares (16.139,1 euros) y otros servicios (15.782,1 euros) obtuvieron las remuneraciones más bajas.

Peor los jóvenes

Los directores y gerentes presentaron en 2016 un salario anual de 50.530,8 euros, un 2,2% inferior al de 2015. Son los que más cobran por grupo de ocupación, con una retribución un 118,2% superior a la media. En cambio, los salarios más bajos son para los trabajadores no cualificados en servicios, con 12.826,4 euros anuales.

Por edades, el sueldo medio anual en 2016 para los trabajadores menores de 20 años fue de 7.182,5 euros, la cifra más baja si se analizan los sueldos por grupos de edad. La más alta corresponde a los trabajadores de 55 a 59 años, con 27.282,4 euros anuales.

Los jóvenes menores de 20 años fueron los que más vieron reducir su sueldo medio anual en 2016, con un descenso del 4,6%, mientras que el mayor incremento lo experimentaron los trabajadores de 65 y más años, con un alza del 1,7%.

El sueldo medio anual para los trabajadores menores de 20 años fue de 7.182,5 euros, la cifra más baja 

Según esta encuesta, el sueldo medio anual de los trabajadores con nacionalidad española fue el único que superó la media en 2016, con 23.605,8 euros. Todos los grupos con nacionalidad distinta a la española presentaron un sueldo inferior al salario medio, siendo el más bajo el de América Latina (14.627,7 euros) y el del grupo designado como 'Resto del Mundo' (13.970,9 euros).

Por comunidades autónomas, País Vasco (27.480,7 euros anuales por trabajador), Madrid (26.330,1 euros) y Navarra (25.468,3 euros) registraron los salarios más elevados en 2016, mientras que Extremadura (19.475,2 euros), Canarias (19.749 euros) y Castilla-La Mancha (20.825,8 euros) presentaron los más bajos.

No hay quien ahorre

Derivado de estos datos, vienen otros que dibujan el paisaje total. Así, el 86,6% de los españoles que obtienen rentas ingresan menos de 30.000 euros al año, por lo que les resulta "prácticamente imposible" destinar parte de ellas a algún producto de ahorro o inversión, frente a cuatro millones que si podrían ahorrar, según los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

Coincidiendo con el Día Mundial del Ahorro, Gestha señaló al cierre del pasado año que el ingreso bruto medio de los trabajadores españoles es de 22.381 euros, y una vez restadas la cuota de la Seguridad Social y las retenciones, apenas quedan 16.000 euros al año de renta disponible que dedican en su práctica totalidad al consumo, quedando muy poca disponibilidad para ahorrar.

"Estos datos de la AEAT ponen de manifiesto cómo apenas uno de cada diez españoles puede "hacer hucha", pues únicamente un 13,4% de los ciudadanos superan ese umbral de renta", subraya el sindicato.

En cuanto a los hogares, estos gastan casi 1.000 euros más al año de lo que ingresan, lo que les obliga frecuentemente a endeudarse. De acuerdo con el INE, los miembros de los hogares españoles sumaron en 2015 unos ingresos medios anuales de 26.730 euros, mientras que el gasto medio por hogar en términos corrientes se situó en los 27.420 euros.

 

Comenta esta noticia
Update CMP