22 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Zaragoza se juega el ascenso a Primera y a Javi Ros se le ocurre hacer esto

Un jugador del Zaragoza se lamenta por una ocasión fallada ante el Elche.

Un jugador del Zaragoza se lamenta por una ocasión fallada ante el Elche.

Girona y Elche disputarán la última eliminatoria de ascenso a Primera División para saber qué equipo acompaña a Huesca y Cádiz la próxima temporada en la máxima categoría nacional.

Por fin parece que la Liga SmartBank llega a su conclusión. Parece mentira, pero a mediados de agosto aún no se sabe el equipo que acompañará al Huesca y al Cádiz en Primera la próxima temporada. Girona y Elche, quinto y sexto respectivamente de la clasificación, se jugarán esta semana ser nuevo equipo de la Liga Santander, una competición que, en principio, comenzará el próximo 12 de septiembre. 

El Girona repitió victoria y marcador, 1-2, frente al Almería en el estadio Juegos del Mediterráneo y estará en el choque decisivo, que le enfrentará a la gran sorpresa del playoff. El Elche estuvo 20 días entrenando sin saber si disputaría la fase de ascenso, pero la victoria del Deportivo sobre el Fuenlabrada le colocó definitivamente entre los cuatro elegidos. 

En el encuentro de ida, Elche y Zaragoza habían concluido 0-0 por lo que el equipo que entrena Pacheta tenía que marcar sí o sí en La Romareda para soñar con clasificarse para el duelo decisivo. El Zaragoza fue muy superior durante todo el encuentro, pero un gol del incombustible Nino, 40 años le contemplan, en el minuto 80 dio la victoria al Elche. 

Sin embargo, el encuentro también se recordará por la gran oportunidad perdida por el Zaragoza cuando en el minuto 85 Javi Ros desaprovechó un penalti que podría haber cambiado por completo el partido y la eliminatoria. El especialista maño optó por lanzar la pena máxima a lo panenka y Edgar Badía, portero del Elche, decidió quedarse en el centro de la portería por lo que detuvo el esférico sin ninguna complicación. 

De haber transformado el penalti, el Zaragoza habría tenido 10 minutos más, 5 del tiempo reglamentario más otros 5 de prolongación, para buscar el gol que les habría dado la clasificación para el cruce decisivo, pero la frivolidad de Javi Ros lo impidió. 

Comenta esta noticia