03 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey defiende a Vicente Vallés y a la prensa y denigra sin citarlo a Podemos

El Rey Felipe VI

El Rey Felipe VI

De forma velada y sin dar nombres, Felipe VI ha lanzado un alegato en favor de la libertad de prensa. Un aviso a navegantes en plena campaña de la formación morada contra algunos periodistas

El Rey Felipe VI ha irrumpido en medio de la persecución a los periodistas iniciada por Podemos para decir basta. El monarca ha pronunciado un discurso defendiendo la libertad de prensa que no es más que un aviso a Pablo Iglesias y los suyos por sus ataques a Vicente Vallés y otros profesionales, que han sido señalados por discrepar con la formación morada y destapar sus vergüenzas.

"El periodismo no es un oficio más. La libertad de prensa aporta un oxígeno que vivifica las democracias", ha dicho el Rey en la entrega de los premios de periodismo 'Mariano de Cavia', 'Luca de Tena' y 'Mingote', que concede ABC y que este año han recaído en Arturo Pérez-Reverte, Maruja Torres y Dani Duch.

 Además, Felipe VI ha reconocido el esfuerzo del periodismo en un momento difícil marcado por la pandemia, que ha obligado a apostar por el teletrabajo y asumir "un desafío tecnológico y organizativo inédito", por lo que pese a las dificultades, la prensa ha seguido ejerciendo su labor "como la conciencia crítica de una sociedad diversa y plural, característica fundamental del periodismo ejercido en libertad y democracia".

"Los periódicos siguieron llegando a los lectores, se reforzaron las ediciones digitales, que han alcanzado audiencias extraordinarias. En las jornadas más duras de la pandemia, la información, en suma, no dejó nunca de fluir", ha destacado el Rey, que ha agradecido al conjunto de la profesión y de las empresas periodísticas "por su trabajo siempre valioso, pero más aún en estas circunstancias difíciles para nuestra sociedad".

De esta manera, Felipe VI  ha querido ensalzar las virtudes de una profesión que ha sido atacada desde el sector morado del Gobierno, con Pablo Iglesias a la cabeza, que utilizando el atril de Moncloa ha aprovechado su cuota de poder para intentar acallar a todos los que han intentado arrojar luz sobre los escándalos que salpican a Podemos.

Iglesias pidió "naturalizar" tanto la "crítica como el insulto"

De hecho, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de la pasada semana, Iglesias defendió que en las democracias avanzadas hay que "naturalizar" que "cualquiera que tenga presencia pública o cualquiera que tenga responsabilidades en una empresa de comunicación o en política" está sometido "tanto a la crítica como al insulto en las redes sociales".

El partido de Iglesias se ha movilizado en las últimas semanas contra la prensa para tapar el caso de Dina Bousselham

Todo ello, después de una feroz campaña iniciada desde Podemos, y con Pablo Echenique como impulsor, que señaló directamente al periodista de Antena 3, Vicente Vallés, por el modo en el que ha informado de la pieza Dina del caso Villarejo, que investiga el robo del móvil a la exasesora de Iglesias, Dina Bousselham, y en la cual el líder de Podemos ha perdido recientemente la condición de perjudicado.

Echenique aseguró entonces que a Vallés "le produce sarpullido que las cloacas no consiguieran su objetivo y Unidas Podemos esté en el gobierno". "Está en su derecho, pero que no lo llamen informativos", apostilló el portavoz de Podemos, que lejos de retractarse, días después se reafirmó en sus postulados al asegurar que el periodista había "manipulado" la información.

Así, con este ambiente enrarecido contra los medios de comunicación, que ha llevado a las asociaciones de periodistas a alzar la voz contra la formación morada, el Rey ha querido dejar clara su posición, defendiendo a todos los informadores que están siendo señalados desde un sector del propio Gobierno, incluyendo, por supuesto, al propio Vicente Vallés.

Comenta esta noticia