29 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez no pedirá la prórroga al Congreso por miedo a llevarse un revés épico

Control a la salida de Madrid

Control a la salida de Madrid

El estado de alarma en Madrid durará únicamente 15 días, que es el tiempo que puede estar vigente sin que requiera ratificación de las Cortes. Con votos que el presidente no tiene.

Salvador Illa resolvió la incógnita durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario. El estado de alarma declarado en la Comunidad de Madrid solo estará en vigor 15 días. No habrá prórrogas. 

El ministro de Sanidad sostuvo que estas dos semanas, unidas a la semana previa que estuvo en vigor la orden ministerial con la que empezó todo (tumbada después por el TSJ de la Comunidad de Madrid), es tiempo suficiente para que la situación epidemiológica en la región mejore. Aunque obvió Illa que, en realidad, la curva ya está en una dinámica descendente.

En cualquier caso, el titular de Sanidad no contó la auténtica razón por la que Pedro Sánchez no se plantea alargar el estado de alarma: porque para ello necesitaría apoyos en el Congreso, y no los tiene. 

La Constitución establece que para declarar el estado de alarma por un periodo de 15 días el Ejecutivo solo tiene que "dar cuenta" al Congreso, presidido hoy por Meritxell Batet. Sin embargo, a partir de ahí si quiere prorrogar el tiempo necesita la aprobación de la Cámara Baja. Y al presidente no le salen de ninguna manera las cuentas. 

Con Ciudadanos no podría contar, puesto que los de Inés Arrimadas son socios de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid. Aunque en las últimas horas Ignacio Aguado se ha puesto de parte de Sánchez instando a la presidenta madrileña a que cediera. Con el PP y Vox, menos. 

 

Y con nacionalistas e independentistas probablemente tampoco. Por mucha animadversión que Íñigo Urkullu, Carles Puigdemont y Gabriel Rufián sientan hacia Madrid y su centralismo, la declaración del estado de alarma es un zarpazo al autogobierno que tanto reivindican en el País Vasco y Cataluña. Y que tanto insistieron en recuperar el lendakari y el hoy expresidente de la Generalitat -inhabilitado- Quim Torra durante los meses del mando único. 

Así que apoyar el estado de alarma, aun tratándose de la Comunidad de Madrid, iría contra su propia línea de flotación. Por no hablar de que este estado de alarma sienta un precedente que luego puede acabar aplicado a otras comunidades.

Sin los votos de Cs, el PNV, ERC ni Junts per Catalunya, Sánchez no tendría nada que hacer. 

Según lo publicado en el BOE al filo de las cinco de la tarde, el estado de alarma estará en vigor hasta el sábado 24 de octubre. Una semana después en Madrid hay otro puente: el del 1 de noviembre. Aunque cae en domingo, el lunes 2 es festivo en la Comunidad.

Comenta esta noticia
Update CMP