¿Está a punto el ex delegado del Gobierno de volver a la primera línea política?

Juan Carlos Fulgencio

Juan Carlos Fulgencio

Los rumores que dan por seguro su próximo retorno se han acrecentado con una decisión que ha tomado en su puesto de trabajo de intendente de Policía Local

El intendente de la Policía Local de Valencia Juan Carlos Fulgencio fue nombrado delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana tras ascender Pedro Sánchez a la presidencia del ejecutivo nacional en junio de 2018 previo paso por una moción de censura que destituyó a Mariano Rajoy. Con Sánchez ocupó el secretario de organización, José Luis Ábalos, un ministerio y su poder se acrecentó para situar a personas allegadas en puestos de relevancia.

Fulgencio dirigió la Delegación del Gobierno hasta que a principios de este año, y después de la nueva investidura de Pedro Sánchez, fue relevado. Esta decisión causó sorpresa porque la labor del intendente de Policía Local había sido elogiada desde diferentes sectores su propio partido e incluso desde la oposición. Y también porque ese cambio fue para situar en su lugar a la ex alcaldesa de Sagunto Gloria Calero, alejada de la primera línea política y también de la misma familia ´abalista´.

El relevo provocó las quejas de la poderosa agrupación socialista de l´Horta Nord, de la que Fulgencio es secretario general, que incluso emitió un comunicado de respaldo a su labor. No obstante, el afectado, fiel a su discreción habitual, no dijo nada y se limitó a pedir el reingreso a su puesto de trabajo.

De esta forma, durante la pandemia ha ejercido como intendente de la Primera Unidad de Distrito de la Policía Local de Valencia y dirigido la gestión de sus recursos humanos. No obstante, no se le ha visto demasiado en estos meses. En primer lugar por los turnos de siete días seguidos trabajados y 14 de descanso que se establecieron para minimizar el contacto entre los agentes dividiéndolos en tres grupos, de manera que si había posibles casos de contagio y cuarentena de compañeros tuvieran el mínimo efecto.

Y, en segundo lugar, porque ha sumado días de vacaciones por acúmulo de trabajo que le debían de antes de solicitar la excedencia para ser delegado del Gobierno, ya que en estos meses desde su reincorporación no le ha dado apenas tiempo para ir acumulando. No obstante, para solicitar esos días dispone de hasta cuatro años desde que los genera.

El hecho de que lleve tiempo de vacaciones ha causado sorpresa, ya que no suele ser habitual gastar de golpe tantos días cuando todavía le restarían dos años para hacerlo, salvo que no vaya a tener la oportunidad de disfrutarlos en un futuro inmediato. Esta circunstancia ha hecho que los comentarios que se vienen repitiendo las últimas semanas sobre un retorno a la primera línea política del ex delegado del Gobierno se vean más refrendados.

Comenta esta noticia