30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Schlichting abochorna a los "maestros de pacotilla" por su "sinvergonzonería"

Cristina López Schlichting.

Cristina López Schlichting.

Más interesados en sí mismos que en los demás parecen haber olvidado muy pronto o no les importa porque las razones que aducen, a juicio de la periodista, producen sonrojo y vergüenza ajena.

Es un tema recurrente en las columnas de opinión de los medios que tiene en vilo y muy preocupados a los padres de toda España y concretamente a los Madrid y la periodista Cristina López Schlichting se muestra de lo más dura este jueves en su columna de La Razón para señalar que "la huelga anunciada en la enseñanza pública madrileña cuando aún no han comenzado los colegios me produce sonrojo y vergüenza ajena".

Tan rotunda que se le ocurren "pocos gestos menos solidarios hacia unas familias que lo han pasado francamente mal con el teletrabajo, el confinamiento y la enseñanza a distancia. Qué sinvergonzonería. No tiene otro nombre".

A la periodista le "da igual el motivo aducido, entre otras cosas porque se pretexta la inseguridad del profesorado… pero se desliza en la convocatoria una crítica al "desvío de fondos hacia la escuela concertada"… o sea huelga política otra vez".

 

Recuerda, por si a alguien se le ha olvidado ya, que "padres y madres se han levantado de madrugada en los últimos meses para teletrabajar en horarios que luego permitieran el uso de los ordenadores de casa a sus vástagos. Los más pequeños han seguido agotados las clases en las pantallas. Los progenitores y los hijos han tenido peleas morrocotudas", pero "la posición de estos maestros de pacotilla, más interesados en sí mismos que en sus alumnos, más empeñados en la política que en la polis, es el corazón de una sociedad desmoralizadora".

Amén de la complicada situación económica que se avecina, Schlichting concluye que diecisiete autonomías multiplican las legislaciones anti coronavirus, dispersan la defensa, generan caos y se pregunta en voz alta atónita: "¿Una huelga ahora? Qué absoluta desvergüenza". 

Comenta esta noticia