Oltra no revela dónde se traslada a los menores de Buñol por "protección"

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad, Mónica Oltra

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad, Mónica Oltra

La vicepresidenta y consellera de Igualdad dice que "se les debe proteger y una de esas protecciones es no revelar dónde viven".

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, liderada por Mónica Oltra, decidió trasladar  el centro de recepción de menores de Buñol a una nueva ubicación, pero el departamento prefiere no desvelar ese emplazamiento para preservar la intimidad de los residentes.

El nuevo traslado, adoptado después de que tanto los vecinos como el Ayuntamiento de la localidad  mostraran su malestar por los continuos incidentes originados a raíz de la instalación de este centro de recepción, no debe ser confirmado, según Oltra, porque a los menores "se les debe proteger y una de esas protecciones es no revelar dónde viven". La consellera ha advertido que "hay muchos depredadores que buscan a los niños y niñas en situación de desamparo" y ha lamentado que "hay demasiada irresponsabilidad muchas veces a la hora de hacer públicos estos lugares": "No voy a contribuir a hacer más ruido", ha matizado.

El cambio de centro para estos menores no ha estado exento de problemas. De hecho, fue necesario  que la Fiscalía de Menores, en dos ocasiones, el Síndic de Greuges y hasta la Inspección de Trabajo tuvieran que inspeccionar las instalaciones, en las que se detectaron distintas deficiencias, especialmente picos de sobreocupación.

El pleno del Ayuntamiento, incluso, aprobó el pasado mes de enero un manifiesto en el que solicitaba formalmente a la Conselleria la reubicación de este centro, reivindicación que ahora será atendida pero sin decir a dónde van los menores. 

En un primer momento, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas dijo que el centro de recepción de Buñol sería una instalación provisional hasta que finalizara la remodelación de unas instalaciones en Llíria que, en principio, podrían acoger la futura residencia. Sin embargo, las movilizaciones vecinales impulsadas en la localidad y la judicialización de la decisión por parte del PP frenaron el procedimiento. Los populares dijeron que el centro de recepción "no podía ir a las instalaciones previstas en Llíria -edificio del Prat-, "dada la carencia de muchos servicios supramunicipales que este tipo de centro requiere para garantizar una atención de calidad a los menores".

Incluso, el Partido Popular de Llíria presentó un recurso de reposición ante los servicios jurídicos municipales que se desestimó sin argumentos y, finalmente, recurrió a la Justicia e interpuso una demanda judicial en la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, pidiendo la suspensión cautelar de la adjudicación de la obra.

La Conselleria cumple la Convención Internacional de Derechos del Niño

Oltra ha recalcado que la Conselleria cumple la Convención Internacional de Derechos del Niño, "que entre otras cosas dice que se debe proteger a los niños que están fuera de su ámbito familiar y a los que se debe acoger de manera alternativa, y una de esas protecciones es no revelar dónde se les traslada y cuándo se los traslada, dónde viven o cómo dejan de vivir".

La consellera ha defendido que estos menores son "uno de los colectivos, por no decir el colectivo más vulnerable en la sociedad", al tiempo que ha alertado que "hay muchos depredadores que buscan a los niños y niñas en situación de desamparo".

En este sentido, ha opinado que "ha habido demasiado ruido en este tema" y que "hay demasiada irresponsabilidad muchas veces a la hora de hacer públicos estos lugares". "Yo, obviamente, no voy a contribuir a hacer más ruido y a que se sepa dónde, cómo ni cuándo, porque entre otras cosas a quienes ponemos en peligro es a los niños y niñas. Desde luego, desde esta casa no vamos a hacerlo", ha zanjado.

Comenta esta noticia
Update CMP