Puig, Oltra y Ribó se quedan 'en estado de shock' tras las elecciones andaluzas

Ximo Puig junto a Mónica Oltra, Ribó y Morera en una imagen de archivo de Nueva Economía Fórum

Ximo Puig junto a Mónica Oltra, Ribó y Morera en una imagen de archivo de Nueva Economía Fórum

Los principales líderes de las formaciones del pacto del Botànic no dicen ni mú en sus redes sociales sobre el resultado electoral de Andalucía, tras el giro histórico de la derecha.



Por primera vez desde la restauración de la democracia en España, el Parlamento andaluz ha quedado dominado por una mayoría absoluta de partidos de derechas. Con el 98% de los votos escrutados, PP (26), Cs (21) y Vox (12) consiguen 59 diputados, en una cámara donde dicha mayoría absoluta es de 55 diputados. Eso deja en minoría a las izquierdas, PSOE (33) y Adelante Andalucía (17), que no sumarían, para formar gobierno. 

El PSOE se encuentra sin posibilidades de sacar adelante ningún pacto y perdería la Junta de Andalucía después de casi 40 años de hegemonía. Susana Díaz ha perdido 14 diputados respecto 2015, un batacazo muy importante teniendo en cuenta las mayorías absolutas que caracterizaban al PSOE años atrás.

La irrupción de Vox ha sido muy fuerte y la fragmentación en que ha quedado repartido el Parlamento los transforma en la llave de cara a una futura formación de gobierno. Se tendrá que ver si PP y Cs están dispuestos a entrar en la Junta de la mano de Vox, pero lo que es evidente es que los políticos de la izquierda valenciana, muy proclives a utilizar las redes sociales, se han quedado mudos tras el éxito del partido que lidera un ex del PP. Joan Ribó, Mónica Oltra y Ximo Puig aún no han dicho ni mú.

Quienes sí se han pronunciado han sido el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia y concejal de fiestas, Pere Fuset; el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera; o el secretario Autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu.  Todos ellos apuntan a la "amenaza de la extrema derecha" e, incluso, Nomdedéu se atreve a comparar el resultado con la época de II República y su derecha -la CEDA, la Confederación Española de Derechas Autónomas-, o con la flota militar alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

En el PPCV, su presidenta Isabel Bonig, la vicesecretaria de Organización  Mari Carmen Contelles y su secretaria general Eva Ortiz se alegran de la victoria del candidato Juanma Moreno y argumentan en Twitter que "el cambio en Andalucía es de justicia" y que "muchos andaluces en la Comunitat Valenciana miran ya a su tierra con más ilusión".

En el PSPV-PSOE, las reacciones en las redes han sido más discretas. El portavoz del grupo socialista en las Cortes Valencianas y Vicesecretario General del PSPV-PSOE, Manolo Mata, contestaba con un escueto "Así va todo" a un tuit de Marine Le Pen -presidenta del partido de extrema derecha francés Agrupación Nacional - que trasladaba sus “cordiales y sinceras felicitaciones” a sus “amigos” del partido de ultraderecha Vox, de los que dice que han obtenido un “resultado muy significativo” para un movimiento “joven y dinámico”. 

La candidata del PSPV a la Alcaldía del Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, habla en su Twitter de "seguir avanzando", como "única forma de parar a la extrema derecha". 

En el partido político Podemos, su Secretario General y Síndico en las Cortes Valencianas, Antonio Estañ, hace una reflexión en voz alta "Mucho que analizar y mucho trabajo por delante", al tiempo que aboga por no dar "Ni un paso atrás en la defensa de los derechos conseguidos". El mismo discurso que su formación en Andalucía y que el propio Pablo Iglesias.

El diputado de esta formación Antonio Montiel, por su parte, se mostraba crítico con el PSOE andaluz, al que responsabiliza de "pagar las consecuencias de los acuerdos con Ciudadanos en 2015 y la prepotencia en el ejercicio del gobierno estos años".

En Ciudadanos, los otros ganadores de la noche electoral andaluza que han visto crecer sus representantes de 9 a 21 en estos comicios, sus representantes en la Comunidad Valenciana parecen estar a la espera de los movimientos que haga su candidato a la Junta de Andalucía Juan Marín, quien, por cierto, ya ha cerrado la puerta a la reedición del acuerdo entre su formación y el PSOE, y ha dicho que esa posibilidad que "no existe". 

El portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Valencia y la Comunitat Valenciana, Fernando Giner, a pesar de estar presente en la noche electoral andaluza, se limitaba a retuietar dos tuits del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en los que hacía patente "el cambio en Andalucía" y en los que "prometía gobernar pronto en España". 

La portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Mª Carmen Sánchez, ha comentado en una entrevista concedida esta misma mañana a Àpunt que "las elecciones andaluzas han demostrado que el Gobierno de Sánchez es débil y que no tiene el apoyo ni de sus socios, ni de la sociedad civil"; mientras que, por su parte, el diputado Emigdio Tormo ha sido más crítico y ha acusado a Compromís de ser "la extrema izquierda nacionalista que pacta con los herederos de ETA en el Congreso".

 

Comenta esta noticia
Update CMP