17 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Herrera vuelve para poner orden en la crisis del PPCyL con Mañueco desbordado

La marcha de la número tres del partido, Silvia Clemente, unida a los problemas de liderazgo de su presidente, han encendido todas las alarmas a solo tres meses de las elecciones.

La dimisión de la presidenta de las Cortes de Castilla y León y número tres del PP a nivel regional, Silvia Clemente, ha provocado una enorme crisis en la formación a escasos meses de las elecciones autonómicas y municipales. 

 

Los problemas se le acumulan al presidente del PP castellano y leonés, Alfonso Fernández Mañueco, que no cuenta con la confianza de Pablo Casado (este último le reprocha que en las primarias apoyara a Soraya Sáenz de Santamaría y además de tapadillo, sin ir de frente) y cuyo joven liderazgo ya se ha visto muy resentido en los últimos meses. 

Ello a raíz de la confección de las candidaturas a las elecciones municipales, puesto que los candidatos que él había elegido para los ayuntamientos de Segovia y Ávila -especialmente estos dos casos- no gustaron a la dirección nacional y ésta, directamente, decidió nombrar otros y desautorizarle delante de todo el partido. 

Así las cosas, la marcha de Clemente con duras acusaciones contra él, provocó este jueves un ataque de pánico en los despachos de la sede del PPCyL. Fernández Mañueco tocó a rebato y el partido organizó una campaña en redes en apoyo de su presidente regional. 

La versión que está difundiendo la dirección regional es que Clemente sabía que no iba a repetir en las listas y por eso saltó del barco un minuto antes. Eso y que tampoco Casado estaba dispuesto a hacerle hueco en las candidaturas a las generales. 

Pero tan grave es la situación interna que el mismísimo Juan Vicente Herrera, con quien Fernández Mañueco mantiene una relación distante, ha tenido que acudir en su auxilio. El presidente de la Junta de Castilla y León ha comparecido este viernes para mostrar públicamente su "apoyo sin ningún tipo de fisuras" a Fernández Mañueco.

También el que fuera rival de este último en las primarias del PPCyL y alcalde de León, Antonio Silván, le ha echado una mano:

Herrera y Clemente, que pasó por tres consejerías de sus sucesivos gobiernos, mantuvieron este jueves una larga charla antes de que ella anunciara su renuncia y su baja del PP. Charla de la que ni uno ni otro han hablado. 

Herrera está a día de hoy prácticamente apartado de la vida del partido. Tanto que en enero ni siquiera quiso participar en la presentación de los candidatos a los ayuntamientos de las nueve capitales, a pesar de que había sido invitado.

Por eso es más sintomático que haya tenido que intervenir esta vez para poner orden en un partido que cambió de liderazgo, del suyo al de Fernández Mañueco, hace menos de dos años. 

Comenta esta noticia
Update CMP