20 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las víctimas estallan contra Urkullu por su "humillación" en la televisión vasca

El presidente vasco, Íñigo Urkullu

El presidente vasco, Íñigo Urkullu

La cadena autonómica vasca emitió este lunes 'País Vasco y libertad, un largo camino hacia la paz' un controvertido film que "asume sin ambages los postulados de la izquierda abertzale".

Las críticas sobre el documental 'País Vasco y libertad, un largo camino hacia la paz' venían de lejos, pero el Gobierno de Urkullu ha hecho caso omiso y decidió dar luz verde a su emisión en EiTB este lunes. Una emisión que ha indignado a las víctimas que ven "humillante" que se permita el "blanqueamiento y el enaltecimiento de la trayectoria criminal de ETA".

De hecho, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha criticado que se ponga a la televisión pública vasca "al servicio de los intereses de la izquierda abertzale y del blanqueamiento y el enaltecimiento de ETA", ya que el documental dirigido por Thomas Lacoste, "asume sin ambages los postulados de que ETA merece un reconocimiento público por sus supuestos esfuerzos a favor de la paz y que evita la deslegitimación del terrorismo", algo "impropio" de una cadena pública.

 La presidenta del colectivo, Consuelo Ordóñez, hermana del concejal asesinado por ETA Gregorio Ordoñez, ha acusado a la televisión pública vasca de incumplir el artículo 4 de la Ley vasca 4/2008 de reconocimiento y reparación a las víctimas del terrorismo, que "obliga a las instituciones a prevenir los actos que ensalcen el terrorismo o humillen a las víctimas".

Además, ha añadido que la cadena pública ha "facilitado" que se instale "el relato de que ETA constituye una página gloriosa en la historia de la nación vasca", lo que equivale a "proponer a las generaciones futuras que el asesinato y la eliminación de los adversarios políticos e ideológicos es legítimo, así como la exclusión y el ostracismo de los 'malos vascos'".

Además, ha subrayado las "múltiples falsedades" que se presentan en el documental, como por ejemplo que "ETA representa al 'pueblo vasco'; que los franquistas fueron más violentos en el País Vasco que en otros lugares de España; que el franquismo y la guerra civil española fueron estrategias contra los vascos; que la historiografía española no reconoce que el franquismo fue una dictadura; que los gobiernos españoles nunca quisieron negociar con ETA y que los españoles no habrían logrado romper sus lazos con el régimen franquista".

Covite califica como "especialmente humillante" que el final del documental concluya "en la glorificación de la persona que mejor representa la trayectoria criminal de ETA: Josu Ternera", a quien el audiovisual presenta como "un incansable luchador en favor de la paz". "Convertir a sanguinarios etarras como Josu Ternera en figuras políticas ejemplares es un ataque frontal y directo a los valores de cualquier democracia consolidada", ha asegurado.

Pero no es la primera vez que el documental suscita todo tipo de críticas sino que ya el pasado mes de junio Vox exigió a Sánchez que emitiese una queja diplomática a Francia por la emisión en su televisión pública.

También, la vicepresidenta de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundua (Cs), solicitó este mismo lunes a la televisión vasca que eliminase de su parrilla el documental ya que "se manipula la realidad en un ejercicio de negacionismo de la historia". Algo que el Gobierno de Urkullu desoyó por completo.

 

Comenta esta noticia