18 de septiembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La cifra mágica que cobrará Rocío Carrasco del legado de su madre tumba el bulo

Rocío Carrasco.

Rocío Carrasco.

Después de confirmarse que la hija de Rocío Jurado por fin ha dado el visto bueno hemos tenido acceso a la cifra exacta que cobrará cada mes a partir de ahora y deja en evidencia a muchos.

 

 

La semana pasada fue la fecha en la que Rocío Carrasco decidió dar el sí definitivo al Ayuntamiento de Chipiona, para dar luz verde al museo dedicado a su madre. Una decisión que se ha mantenido en la más estricta intimidad hasta que el pasado martes la noticia saltó a los medios. Y es que a principios de semana por medio de una nota de prensa el Ayuntamiento de Chipiona anunciaba que “el Pleno de la Corporación Municipal aprobaba por unanimidad, iniciar el trámite para la creación del servicio de Museo de Rocío Jurado”. Pero la nota redactada iba más allá y especificaba que este paso estaba ligado a la aprobación de un “convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Chipiona y Rocío Carrasco para la cesión y depósito de los bienes de su propiedad y la creación del referido espacio dedicado a la universal artista chipionera”.

Un convenio que será ratificado por la heredera universal de la Jurado y por el actual alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero en próximas fechas. Desde ese momento, poco o nada, ha trascendido de los pormenores de ese acuerdo. Las incógnitas eran muchas y ha sido el propio alcalde el que ha querido alzar la voz y aclarar que en dicho convenio aparece una cifra, la que recibirá la hija de la Más Grande como heredera universal que es: “Rocío no tiene ningún ánimo de lucro, no quiere lucrarse con el museo de su madre. Pero entendemos que la cifra de 30.000 euros al año es más que correcta, teniendo en cuenta que el valor de lo cedido por la heredera es incalculable”.

Y esa es la cifra solicitada por Carrasco: 30.000 euros al año o lo que es lo mismo 2.500 euros al mes, esa es la cantidad que percibirá Rocío. Una cifra que tapará la boca de todos aquellos que acusaron públicamente a la hija de la Jurado de querer sacar tajada de un museo dedicado a su madre. Muchos han sido los ataques que ha tenido que soportar desde que en el 2011 paralizara definitivamente el proyecto dedicado a la cantante.

Unas acusaciones que procedían en su mayor parte de su familia. Su propio tío Amador Mohedano, siempre ha dejado claro en las numerosas entrevistas que ha concedido que sólo había un motivo por el que la Carrasco no daba luz verde al museo: “ella pide dinero”. El propio Ortega Cano o el resto de la familia Mohedano siempre han dejado caer en sus declaraciones que el problema era el dinero y afirmaban no entender la razón por la que Rocío impedía al pueblo de Chipiona ver hecho realidad el deseo de su propia madre.



Unas acusaciones que Rocío siempre ha soportado en silencio. Quienes la conocen y han podido hablar con ella sobre este tema, saben que el dinero nunca ha sido el problema. La única preocupación de Carrasco siempre ha sido que el nombre de su madre no se viera embarrado, ni salpicado por los temas judiciales y políticos, que desde su anuncio han acompañado al museo de la Jurado. Siempre ha solicitado transparencia y por ello ha exigido hasta la saciedad, todo tipo de información referida a los expedientes que se han abierto durante estos años. Unos expedientes que hablaban de posibles “irregularidades en la gestión de las subvenciones recibidas”.

La falta de entendimiento entre las partes era tal que ya casi nadie confiaba en que el museo alguna vez pudiera ver la luz. Las cosas estaban estancadas desde el 2011, pero gracias al empeño del anterior equipo de gobierno encabezado por Isabel Jurado, el año pasado ambas partes decidieron sentarse y hablar. Conversaciones continuas y la buena intención por parte de todos estaba allanando el terreno.

Sin embargo, las nuevas elecciones y el cambio de gobierno al frente del Ayuntamiento de Chipiona hizo pensar a más de uno que lo avanzado por unos, iba a ser tirado por los otros. Algo que no ha ocurrido ya que el nuevo alcalde ha continuado la senda dejada por los anteriores mandatarios y ha tendido los puentes necesarios para convencer y demostrar a Rocío Carrasco que todo es claro y transparente en el museo dedicado a la cantante más famosa de Chipiona.



La noticia ha llenado de alegría al clan Mohedano que recibía con sorpresa el acuerdo de Carrasco con Chipiona. Ninguno de ellos ha querido entrar a valorar dicho acuerdo o los motivos de dicho acuerdo porque todos están felices, así lo aseguraba una emocionada Rosa Benito en su programa Ya es mediodía. La cuñada de Jurado se mostró pletórica: “la gente va a poder disfrutar del legado de Rocío, de cosas personales de su vida. Pero lo más importante es que el deseo de la propia Rocío Jurado por fin se hará realidad”.

Y es que por fin los más de 270 vestidos, joyas, zapatos, cuadros, premios, discos de oro y hasta el coche de alta gama, que usaba la chipionera en sus desplazamientos quedarán finalmente expuestos para todo aquel que quiera acercarse a conocer un poco más del legado de la que siempre será “La más Grande”.

Comenta esta noticia