Ximo Puig pide el voto para “una opción progresista” en un debate sin Vox

Plasma con los cinco candidatos en el debate de la SER CV

Plasma con los cinco candidatos en el debate de la SER CV

Vamos a ver: ustedes querrán saber quién va a pactar con quién, ¿verdad? Pues en el debate electoral a cinco celebrado este viernes en la Universitat de València y organizado por la SER ha habido todo un bloque de intervenciones con réplica para que cada uno de los candidatos de las cinco formaciones con representación ahora en Les Corts explicara con detalle qué piensa hacer a este respecto después del 28-A.

El resumen es el siguiente: Mónica Oltra (Compromís) emplaza a Ximo Puig (PSPV-PSOE) a descartar como socio a Ciudadanos, y Rubén Martínez Dalmau Unidas Podemos pide pacto global con el PSOE en Valencia y Madrid. Toni Cantó (Ciudadanos) se niega a gobernar con el PSPV, e Isabel Bonig (PP) con quienes no respeten el Estatut. Se lo cuento con algo más de detalle. 

La más clara, como casi siempre, ha sido Mónica Oltra: “el Botànic no es la primera opción, es la única opción”. La verdad es que ninguna encuesta le da otra posibilidad de gobierno a Compromís, así que en el fondo la lideresa tenía fácil la respuesta. Por si acaso, la ha justificado en que fuera de ese pacto hay corrupción, recortes de servicios públicos, pactos con los enemigos de la democracia, y gobierno “para 22.000” valencianos ricos a quienes -según ella- afectarían las rebajas fiscales que propone la derecha. Oltra, en la primera de sus intervenciones sobre este tema, ha alertado de “anuncios que preocupan” y ha conminado a no dar un paso atrás en el concepto “Botànic”, sin explicar más.

Ximo Puig, que tenía turno de palabra más tarde que Oltra, se limitó en su primera intervención a ensayar un chiste sobre el posible pacto entre las derechas haciendo como que confundía la madrileña Plaza de Colón con la de Oriente, en donde Franco se daba baños de masas. Después, en sus siguientes intervenciones, apeló -como señaló por enmedio Toni Cantó- al voto del “miedo” a la derecha.

Pero cuando Oltra remarcó que sus dos actuales socios no se habían pronunciado claramente a la primera por reeditar el Botànic (Rubén Martínez Dalmau habló de pactos globales de Podemos con el PSOE -sin citar a Compromís- para el Gobierno central y el Consell) acabó por aclarar su “misteriosa” intervención anterior asegurando que el PSOE había “mendigado” a Ciudadanos que levantara su veto.

Entonces y sólo entonces fue cuando Puig elogió suficientemente los frutos del vigente “acuerdo progresista”, en una réplica que completó en el turno de conclusiones del debate con la frase de que quienes no vayan a votar PSOE al menos “voten a una opción progresista” porque “¿qué broma es ésa de que la extrema derecha garantice la democracia?”.

Nadie ha citado a Vox por su nombre en este debate a cinco moderado por el periodista Bernardo Guzmán. El que más cerca ha estado ha sido Puig, con sus varias referencias al “peligro real” para la convivencia que supondría la extrema derecha. Pero sobre todo cuando ha soltado que en este debate “hay una ausencia” y ha asegurado a Bonig y Cantó que “ustedes sólo pueden gobernar con la extrema derecha”.

De esa forma Puig cerraba no se sabe si intencionadamente el corazón de tiza que había dibujado Oltra: ella veía a la izquierda con la izquierda, y él temía a la derecha con la derecha. Todo por bloques.

En el otro lado del espectro, Toni Cantó (Ciudadanos) dijo con quién no gobernaría: con el “PSC valenciano”, con Pedro Sánchez (que no compite por la Generalitat), con quienes pactan indultos (tampoco es en esta puerta), con el “talibán” Vicent Marzà, con Enric Morera que habló de “presos políticos” catalanes, con los anticapitalistas (iba por el conseller Rafael Climent), o con “quien me declaró non grato” (Manolo Mata). Para que no fuera tan evidente con quién podría pactar, Cantó remató con la idea de que el PP “manchó” la Comunidad, y el tripartito no la ha “rescatado”.

Isabel Bonig, dijo no a la “coalición sanchista de izquierdas”, a los que no respetan el Estatuto y la Constitución, y a los que han “paralizado” la Comunidad Valenciana y dan subvenciones a los partidarios de los Països Catalans. Y dijo sí a quienes defiendan la libertad y el progreso de la Comunidad Valenciana.

 

Comenta esta noticia
Update CMP