17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE
  • Miguel Angel Moncholi

    El Esportón de Moncholi

    Miguel Angel Moncholi es Doctor en Periodismo. Creador del portal taurino Burladero.com, reconocido como el primer portal de toros de la historia, ha ejercido en varios medios, destacando Cadena SER, Telemadrid, Diario Pueblo, Interviú y El Ruedo.

    Dirige el Curso de Periodismo taurino y es un amante y defensor de todas las tauromaquias.

9ª de San Isidro: El Rey de la tarde, el Rey del toreo, a hombros

Roca Rey pasó a la enfermería, fue intervenido de una cornada de 6 cm. y salió a torear el sexto al que cortó dos orejas, siendo sacado a hombros por la Puerta Grande.

Y salió por la Puerta Grande de Las Ventas, acompañado de chiquillos y jóvenes ilusionados con su héroe. Andrés Roca, el Rey de la tarde, el Rey del toreo.

Andrés había llegado tarde a la Plaza de Las Ventas por su culpa. Él era el culpable de que se pusiera el cartel de “No hay billetes” y de que por eso el tráfico estuviera imposible desde dos horas antes del festejo en los alrededores de la cátedra del toreo.

El sobrero del Conde de Mayalde, que hizo tercero bis, le produjo una cornada de 6 cm. en los de recibo por verónicas y gaoneras. Cornada en el muslo derecho que el peruano ni se miró. Se fue de nuevo a los medios y allí mismo remató por chicuelinas.

Lección de pundonor y valor, de saber cuándo cruzarse y cuándo no

Ya con la muleta en la mano, Roca Rey aguantó los peligros del que le lanzaba tornillazos y se colaba. Se le pedía que se cruzara, ignorantes quienes lo hacían que el cruzarse es, en según qué casos, una ventaja. Me lo enseñaron Chenel y sobre todo Andrés Vázquez avezado en mil batallas.

Tras escuchar silencio, y pese al bajonazo recetado, se fue Roca Rey a la enfermería con esa medio sonrisa que no pierde ni en los peores momentos. Allí el equipo de Don Máximo le intervino de una cornada de 6 cm. de la que pidió le intervinieran sobre la marcha. Su objetivo era claro: salir a lidiar el sexto e intentar cortar las dos orejas.

Y así fue cómo, tras esperar a que concluyera la faena de su compañero, se personó en el burladero de capotes. Salió el sexto, terciado, con movilidad, suelto en el caballo, mansito que se dejaba en la muleta, con el que fue construyendo una faena de más a mucho más.

Faena indiscutible, premiada de forma unánime con dos orejas y Puerta Grande,

Los cambiados en los medios de inicio y el “laaaargo” pase de pecho. Las tandas con la diestra, dando distancia, la muleta muy puesta al Parladé para ir poco a poco haciéndolo, hasta conseguir que fuera a mejor. Tandas a derechas, aderezadas de cambios de mano y naturales abrochados con largos pases de pecho, interpretados despacio, merced a toques imperceptibles, de resultados eternos.

El Rey veía así cumplido su sueño con el Rey Emérito de testigo

Al natural, adornos, ayudados por alto, sabiendo resolver cuando el toro se le vino inesperadamente. ¡Qué difícil es pensar en la cara del toro! Las bernadinas, -que se han puesto de moda este año-, y una entera contundente, efectiva que animaron a fluir pañuelos de los bolsillos. Una oreja y seguían blandiendo. ¡Las dos orejas! Y nadie puso ni un solo pero. El Rey veía así cumplido su sueño con el Rey Emérito de testigo.

Manuel Jesús Cid "El Cid" dice adiós a su plaza de Las Ventas

Era la tarde de la despedida de “El Cid”. Manuel Jesús, el de Salteras, decía adiós en el año de su despedida de los ruedos a una de sus plazas emblemáticas, cubierta en su totalidad por una afición que le obsequiaba a ley con una ovación de bienvenida, otra en el primero y ovación con saludos en el cuarto.

Manuel no pudo emplearse con la izquierda, su prodigiosa zurda, en el primero, pese a que tiraba bien de la muleta, y fallaba a espadas. Como tampoco pudo hacerlo, a pesar de que le daba distancia en el cuarto, algo soso, con el que tuvo que hacerlo prácticamente todo.

Oreja por petición a Alberto López Simón

Al segundo del festejo le cortó una oreja Alberto López Simón. Oreja pedida con fuerza como reconocimiento a su más que voluntad. Faena en la que destacó en una serie compuesta con la diestra, seguida de un cambio de mano y naturales, que tras la entera, algo delantera y caída, animó al personal a pedir el trofeo.

Se la jugó el de Barajas en el quinto, rajado, manso, que buscó el refugio en tablas. Tras intentarlo en los medios, hubo de claudicar López Simón y aceptar inteligentemente el envite en tablas en los terrenos del 6 pegado al 7.

Al hilo, dando las ventajas, arriesgando, acortando las distancias, aguantando… Aguantando al toro y a los pocos que le dedicaron algunos pitos demostrando su ignorancia. Pitos de los que aún no sé el porqué, pues ahí mismo con toros similares se han corto orejas con similares méritos. Pese al fallo a espadas Alberto saludó una ovación dejando intacto su crédito.

Roca Rey sale a hombres entre el entusiasmo de niños y jóvenes

Crédito que incrementó Andrés Roca Rey quien, como cada tarde, sale a darlo todo. Se entrega. Se vacía. Esa es la clave de su éxito. Enrique Ponce presenció desde una barrera la despedida de El Cid, integrante de una generación que está dando paso a otra con Roca, el Rey del toreo, como referente de una generación que, con tardes como la novena aseguran la fiesta, la Fiesta de los Toros. Y el toreo.

Parte médico: “Herida por asta de toro de 6 cm. en tercio superior cara posterior muslo derecho que rompe fascia superficial y lesiona musculatura isquiotibial. Contusiones y erosiones múltiples. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros bajo anestesia local. Pronóstico: Reservado, que no le impide continuar la lidia. Firmado: Máximo García Leirado”.

 

9ª de San Isidro: Toros de Parladé, desiguales de presentación. Manejables, 1º y 2º. Complicado, el 3º y el 4º. Rajado, el 5º. Manso dejándose, el 6º. Manuel Jesús Cid “El Cid”: Ovación y Ovación con Saludos. Alberto López Simón: Oreja y Silencio. Andrés Roca Rey: Silencio y dos Orejas.

Observaciones: El Cid es recibido con una ovación en la tarde de su despedida de Las Ventas. Asiste el Rey Emérito desde la meseta de toriles.

 

Lo mejor:

El pundonor de Roca Rey que tras pasar por la enfermería y ser intervenido de una cornada de 6 cm. sufrida en los inicios del tercero, sale a darlo todo en el sexto, al que corta dos orejas.

Lo Peor:

La falta de respeto, en ocasiones unido a la ignorancia, de quienes pitan sin saber, vociferan frases absurdas y son seguidos por quienes creen que es lo que debe hacerse.

 

Cartel del día de la 10 ª de San Isidro:

Toros de Jandilla y Vegahermosa (5º)

Sebastián Castella, Emilio de Justo y Ángel Téllez (confirmación)

Comenta esta noticia
Update CMP