18 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las "mentiras" de Arrimadas en TV3 dejan a Cs en los "arrabales" de la patria

Aún resuenan los ecos de la escandalosa intervención de Ada Colau en TV3 y Rafa Latorre ha echado mano de la hemeroteca para destapar lo que verdaderamente se cuece en la autónomica catalana

Aún siguen los ecos de lo que sucedió este fin de semana en el Faqs de TV3, cuando Ada Colau tuvo que hacer de intérprete del catalán al exalcalde de Medellín Sergio Fajardo en plató porque la presentadora se negaba a hablar en castellano.

Con estos mimbres Rafa Latorre recoge el guante en su columna de El Mundo para recordar que un "día de febrero Inés Arrimadas y Roger Torrent se cruzaron en el plató de Faqs. El presidente del Parlamento autonómico salía de allí tras ser entrevistado. La ganadora de las elecciones le sucedía en la escaleta. Las cámaras captaron el saludo. El que ambos interrogatorios fueran seguidos permitió apreciar algunos matices interesantes. Unos muy sutiles, como la musicalidad de la entrevista, el tono y el ritmo y el timbre con el que la presentadora inquiría a cada uno, por ejemplo. Otras diferencias fueron más groseras y ya forman parte de la innoble historia de la fabricación de un enemigo en Cataluña". 

Recuerda Latorre cómo la presentadora Laura Rosel reprochó a Arrimadas que en su discurso de la noche electoral del 21-D no se hubiera dirigido a sus votantes en catalán: "Hizo todo el discurso en castellano", se escandalizaba Rosel. Era mentira y cuando la de Ciudadanos se lo hizo saber, la presentadora contraatacó, al peso: "¿Cuántas palabras dijo en catalán, señora Arrimadas?". "No tengo a nadie contándolas", respondió. 

Y en este punto matiza el periodista que "hacía tan sólo unos minutos que Torrent había exhibido con orgullo su discurso excluyente en el plató y a él, que es una autoridad del Estado, nadie le había reprochado que no se dirigiera jamás a la ciudadanía en castellano". 

Y es que, a su juicio, "la exclusividad nunca será un problema para TV3 siempre que sea la del catalán y de ahí que sus apelaciones al bilingüismo no sean más que otra impostura".

A saber, "la línea editorial de TV3 se construye sobre la base de que el nacionalismo ha de ser el árbitro de la convivencia en Cataluña. El nacionalismo es la neutralidad, es decir el sentido común y el decoro estético, y cualquiera que decida transitar fuera de sus límites lo hará por los arrabales de la patria. Lo máximo a lo que puede aspirar una Arrimadas es a ser tolerada. Una figura indigna, la del tolerado, que los de Ciudadanos se han negado a encarnar durante todo este tiempo y de ahí que se les haya declarado enemigos públicos en la otrora televisión pública y ahora oficial".

Por eso, concluye, "lo del alcalde de Medellín del otro día es la degeneración más grotesca -e inevitable- de esta lógica perversa". 

Comenta esta noticia
Update CMP