29 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Extraños sucesos: un juez paraliza el entierro de “La Veneno”

"La Veneno", en la presentación de su biografía

"La Veneno", en la presentación de su biografía

Tenía que haber sido enterrada el pasado sábado en su tierra natal, Almería, pero Cristina Ortiz no puede descansar todavía en paz. Ni ella, ni su familia que sigue en una lucha.

El misterio en torno a la muerte de Cristina Ortiz Rodríguez sigue activo. A pesar de que el madrileño Hospital de La Paz de Madrid y la primera autopsia parecían arrojar algo de luz sobre las causas de su fallecimiento, la historia continua.

La citada primera autopsia aseguraba que “La Veneno” había fallecido del golpe en la cabeza que se pudo dar en el cuarto de baño y que, a pesar de que guardó algo de consciencia poco después –hasta que la encontró su novio Alín-, le acabó produciendo su muerte mientras se encontraba ingresada.

Sin embargo, la familia de Cristina, en contra de lo que hubiera sido la voluntad de la que fuera amiga de Pepe Navarro (según cuentan las amigas de “La Veneno”), ha querido paralizar todo. Y Cristina no ha sido enterrada al final en Adra el pasado sábado como los suyos habían hecho público.

El juez, siguiendo la petición de los padres y hermanos de Cristina, ha ordenado una nueva autopsia. Otro análisis con el que se espera arrojar algo más de luz a las causas que rodearon la muerte de “La Veneno” y que evidenciará si tenían razón al poner en duda el informe policial y el primer examen forense.

Tan sólo habrá que esperar unos días más para conocer la verdad y para que Cristina, a pesar de que deseaba que sus cenizas fuesen arrojadas en el Parque del Oeste, en Madrid, sea enterrada en Adra.

Comenta esta noticia