18 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una de las bombas estaba llena de clavos para hacer el mayor daño posible

Mientras la cifra de muertos no para de subir por las explosiones del aeropuerto y el metro belgas la Fiscalía ha confirmado lo que todos temían: terrorismo islamista en el corazón europeo.

El horror de los atentados de París se reprodujo este martes en Bruselas y volvió a golpear con dureza el corazón de Europa resucitando las peores pesadillas del terrorismo islamista. Finalmente se confirmaron las peores sospechas sobre el atentado suicida en el aeropuerto y en el metro poco antes de que una cuarta explosión se produjera cerca de la residencia del primer ministro, Charles Michel, de manera controlada. 

Precisamente, Charles Michel confirmó en una comparecencia que las explosiones registradas en el aeropuerto de Bruselas y en una estación de metro del centro de la capital belga han sido dos "atentados terroristas". El primer ministro belga se refirió así ya como atentados a las explosiones. Por su parte, el fiscal federal belga , Frédéric Van Leeuw atribuye una de las explosiones a "un kamikaze". 

Y es que poco a poco van trascendiendo los detalles de la cadena de atentados que este martes asolaron Bruselas como el 13 de noviembre asolaron París y una cosa parece obvia: los terroristas intentaron provocar el mayor daño posible. De hecho, una de las bombas utilizada en el ataque al aeropuerto de Zaventem contenía clavos para potenciar su daño en las víctimas, según la cadena VTM.

También ha trascendido que la policía ha encontrado al lado del terrorista muerto en el aeropuerto un cinturón de explosivos sin detonar y un rifle de asalto Kalashnikov, el mismo usado por los yihadistas de los ataques del 13-N en París. 

La agencia de noticias Belga ha indicado que las fuerzas de seguridad han encontrado "varias armas" en el complejo aeroportuario.

34 personas muertas y más de cien heridos

Mientras tanto la macabra cifra de muertes provocada por el horror terrorista seguía sufriendo y el Ministerio de Sanidad belga cifró el terrible número en más de 34 personas fallecidas (20 en el Metro y 14 en el aeropuerto), amén de las decenas de heridos que a última hora del martes se cifraban en más de 170.

Las autoridades han decretado el cierre de todas las estaciones de metro, tras la explosión registrada en la estación de Maelbeek, próxima a las principales sedes de las instituciones de la Unión Europea.

Las dos explosiones registradas en el aeropuerto de Zeventem en torno a las 08.00 horas provocaron la evacuación del aeródromo y la cancelación de operaciones aéreas en esas instalaciones.

Se habla de tres cinturones explosivos sin detonar y varios testigos aseguran que escucharon disparos y un grito "en árabe" de una persona antes de que se registraran las dos deflagraciones del aeropuerto, según el diario Le Soir. "Según testigos en el lugar de los hechos, se han escuchado disparos en el hall de salidas del aeropuerto de Bruselas, antes de que una persona gritara algo en árabe y de que se registraran dos explosiones", señaló el rotativo belga.

"Ha habido dos explosiones en el aeropuerto. El edificio está siendo evacuado. No vengan a la zona del aeropuerto", aseguró en un mensaje en la red social Twitter el aeródromo de Bruselas. Por su parte, Belgocontrol informó de que se permitió el aterrizaje de las aeronaves que estaban esperando a tomar tierra y se cancelaron el resto de aterrizajes y despegues programados en el aeródromo de la capital belga. Además, las autoridades belgas decretaron el cierre de la estación de tren del aeropuerto.


"Estaba en la fila para registrarme y he escuchado una deflagración. He visto humo y he visto a personas correr hacia la salida. Ha habido una segunda explosión mucho más cerca de mí después", explicó un testigo de los hechos a Bel RTL.

"Se ha ido todo el mundo del aeropuerto con pánico, la mayor parte de las personas han dejado sus maletas allí. Los coches han sido evacuados", aseguró.

Rápidamente las redes sociales comenzaron a llenarse de vídeos de la explosión y fotos de heridos que hacían temer lo peor y lo peor no tardó en confirmarse. Los vídeos de la explosión dentro del aeropuerto, concretamente el que se produjo en la zona de checking de American Airlines, ponen los pelos de punta.   

Las imágenes que compartían los internautas para dar cuenta de lo que estaba pasando y tranquilizar a sus propios familiares reflejaban claramente el terror a la espera de confirmar el origen de las explosiones.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP