29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los dos "noes" que Casado dará a Sánchez: ni Presupuestos ni reparto de sillones

Sánchez y Casado en el Congreso.

Sánchez y Casado en el Congreso.

El presidente y el líder de la oposición se verán el miércoles en La Moncloa después de cuatro meses de incomunicación total. Los populares son escépticos ante la cita. Después irá Arrimadas

Cuatro meses después de su último encuentro por videoconferencia y más de medio año después de que Pablo Casado visitara por última vez el despacho de Pedro Sánchez en La Moncloa, el presidente del Gobierno y el líder de la oposición se verán nuevamente a solas.

Será el próximo miércoles a las 10 horas en el palacio presidencial, como punto de partida de la ronda de contactos que el socialista mantendrá con los líderes y/o portavoces del resto de formaciones para un curso político durísimo.

El PP recibió este miércoles con total escepticismo la citación del presidente, que se produjo a través de una conversación entre los jefes de gabinete de Sánchez y Casado, Iván Redondo y Pablo Hispán, respectivamente.

Desde la dirección nacional del PP ponen, de entrada, dos líneas rojas al orden del día enviado este miércoles por Presidencia: a día de hoy, señalan fuentes de la cúpula popular consultadas por ESdiario, es imposible que haya un acuerdo para los Presupuestos de 2021. Y tampoco para la renovación del Consejo General del Poder Judicial, RTVE y de varios vocales del Tribunal Constitucional. 

Sucede que esos asuntos son básicamente de lo que quiere hablar Sánchez. De eso y de la "despolitización de la lucha contra la pandemia"  y del "desarrollo de las medidas de cogobernanza", aunque a este último respecto ya dejó el martes clara su postura: dejar que sean las comunidades autónomas las que, llegado el caso, tomen la iniciativa de pedir al Gobierno el estado de alarma. 

Los populares señalan que no han recibido ni un solo papel sobre los Presupuestos

 

Por lo que respecta a las cuentas del año próximo, que Sánchez ha bautizado como "Presupuestos de país", el PP resalta que sus postulados económicos son del todo "incompatibles" con los de Podemos, y que por tanto no hay más que hablar tratándose de un Gobierno de coalición. "No hemos recibido un solo papel", insisten, en cualquier caso. 

Por contra, el PP adelanta que apoyará una nueva prórroga de los ERTEs si finalmente el Ejecutivo y los agentes sociales llegan a un acuerdo en los próximos días (parece encarrilado) y que Casado seguirá proponiendo grandes acuerdos de Estado a Sánchez. Entre ellos, el pacto sanitario, que han llamado pacto Cajal. 

Más esperanzas tiene puestas Sánchez en su segunda interlocutora dentro de esa ronda, que será Inés Arrimadas (el miércoles por la tarde). El presidente cree posible contar con Ciudadanos para la aprobación de los Presupuestos de los que pende toda la legislatura, aunque no le será nada fácil mezclar a Cs con Unidas Podemos

Que el socialista haya citado a la presidenta de Cs antes que a Gabriel Rufián siendo ERC uno de los socios de investidura de Sánchez (y además cuando tiene mayor representación parlamentaria que los naranjas) no es casual. En La Moncloa creen que Esquerra tiene cada vez más complicado el apoyo a los Presupuestos por las elecciones en Cataluña, y por eso el presidente necesita un 176 (cifra de la mayoría absoluta) alternativo. O al menos, de momento, que parezca que tiene una alternativa.

Comenta esta noticia