14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Once nombres a seguir en el futuro del PP madrileño

El PP madrileño vive horas decisivas: en pocos días se empezarán a despejar sus incógnitas, aunque la solución definitiva llevará más tiempo. Éstas son las personas llamadas a arreglarlo.

El PP de Madrid sigue conmocionado, a la espera de que Rajoy decida cómo se organizará para aguantar el chaparrón de lo que queda de legislatura y presentarse a las Elecciones Autonómicas y Municipales de 2019, una cita decisiva para el futuro del partido en toda España, con opciones de ganar.

El calendario sugiere una decisión inminente para la elección del presidente provisional: el lunes o el martes se sabrá si sigue Ángel Garrido o si hay sorpresa al respecto. Y unos días después, se conocerá también quién preside la Gestora que, hasta un próximo Congreso sin fecha ni orientativa, se encargará del partido, con Génova tutelando como nunca la organización. La identidad de los candidatos electorales, tendrá que esperar un poco más.

En un magma de rumores y opiniones, algunos nombres aparecen en todas las quinielas y otros son los tapados para encargarse de alguna de las etapas penitenciales hasta llegar al Gólgota electoral. Más y menos conocidos, éstos son los nombres y las claves de cada uno de ellos.

 

 

Soraya Sáenz de Santamaría

 

Señalada eternamente como candidata, bien a la Comunidad, bien al Ayuntamiento, la vicepresidenta difícilmente se moverá de La Moncloa, donde ocupa un puesto clave de difícil relevo. El propio Rajoy es muy poco partidario de mover su cuartel general, para evitar una imagen de estampida y para culminar una legislatura compleja en la que su mano derecha es indispensable. Hay quien no la descarta como presidenta de la Gestora, un puesto compatible con la vicepresidencia, de carácter más simbólico que práctico pero de gran efecto público.

 

 

Pablo Casado

 

Era, hasta hace un mes, el candidato seguro del PP al Ayuntamiento de Madrid, el elegido para medirse a Carmena y ganarla. También hubiese sido el elegido para presidir la Gestora del PP tras la marcha de Cifuentes. Ambas cosas siguen sobre la mesa y es muy probable que se cumpla la primera, pero la polémica con su máster -bien distinto al de la expresidenta- hizo dudar a algunos sobre el mirlo blanco que todos veían en él. Las aguas parecen haberse calmado, gracias a su rápida y eficaz respuesta, y las opciones de Casado parecen de nuevo intactas. Tanto para el Ayuntamiento cuando para la Puerta del Sol incluso. En la Asamblea de Madrid tiene sobrados apoyos y nadie discutiría su candidatura ahí o en Cibeles.

 

 

Ángel Garrido

 

Fue siempre uno de los grandes apoyos de Cifuentes, cuando estar cerca de ella no era fácil en el Madrid de Aguirre y González. Junto al exalcalde de Getafe, Juan Soler, hizo un gran trabajo para aupar a la ahora dimitida, sin perder las lealtades institucionales que en aquellos momentos Garrido tenía con Ana Botella. Gran conocedor del partido, Garrido goza de todo el apoyo interno en un Gobierno que conoce de arriba a abajo y que espera su continuidad: si él acaba como presidente la legislatura, el Ejecutivo regional seguirá trabajando como hasta ahora sin grandes sobresaltos. Y el PP no se puede permitir ni uno más.

 

 

Pedro Rollán

 

En verano de 2015, se especuló mucho sobre el salto de Cifuentes a la candidatura del PP a la presidencia del Gobierno, en pleno bloqueo político de España. De haber ocurrido algo así, Ángel Garrido hubiese hecho el viaje con la presidenta y ambos hubieran abandonado la Puerta del Sol. Ahí se quedaría Rollán, el alcalde más votado de toda España en 2011 en Torrejón de Ardoz, gobernada aún en la actualidad por otro primer edil con mucho futuro en el PP, Ignacio Vázquez.

Rollán está acostumbrado a ganar elecciones, es el más político del Gabinete y además es un madrileño de la periferia, con un perfil popular y de calle muy pronunciado. No sería una sorpresa que le eligieran como presidente hasta la próxima primavera, y en todo caso está llamado a ser uno de los hombres importantes en el futuro a medio plazo del PP.

 

 

Enrique Ossorio

 

Fue portavoz con Aguirre y con Cifuentes y lo será con Garrido si éste se mantiene en la presidencia. Sereno, educado y experto, nadie le descarta para ninguno de los puestos transitorios, en Sol o en la Gestora, pero no es la primera opción. Tendrá un puesto importante, sea cual sea la resolución al enorme conflicto interno. Y lo mismo cabe decir de la consejera Rosalía Gonzalo, clave en el Gobierno y en el partido y candidata para todo ahora y en adelante.

 

 

Alfonso Serrano

 

Más chef que cocinero, los fogones electorales del PP son cosa suya: es de los mejores politólogos de Génova, un hombre clave en la intendencia popular que conoce bien el partido, el grupo parlamentario y el Gobierno. Podría ser cualquier cosa en esta fase, tanto en Sol cuanto en la Gestora, y todas ellas las aceptaría sin hacer ruido ni protestar. Puestos a a hacer una apuesta, ésta sería dejarle donde está, como apoyo indispensable de quienes estén en primera fila ahora y al llegar las Elecciones.

 

 De izquierda a derecha: Isabel Díaz Ayuso, Ignacio Vázquez, Ana Camins, Álvaro Ballarín y María Martín Revuelta

 

Otros nombres a seguir

 

No están en primera fila ni son tan conocidos para el gran público como algunos de los predecesores, pero en el PP hay otros nombres relevantes, sin pasado negativo, con un papel presente y otro futuro que puede ser importante. Se trata de la diputada Ana Camins, muy ligada a Pablo Casado; del emergente alcalde de Torrejón de Ardoz, Ignacio Vázquez; de la concejala de Villaviciosa, exdiputada nacional y miembro de la Ejecutiva María Martín Revuelta, de la viceconsejera Isabel Díaz Ayuso y, por último, el viceconsejero de Deportes, Álvaro Ballarín, profundo conocedor también del partido. Con todos ellos, de un modo u otro, el PP contará mucho.

 

 

Comenta esta noticia