01 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Margarita Robles lanza un 'misil' a Pablo Iglesias por el 'caso Dina'

La ministra de Defensa, Margarita Robles.

La ministra de Defensa, Margarita Robles.

A diferencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Defensa sí censura al vicepresidente segundo y a los morados por atacar a los jueces que les investigan.

La imputación de Podemos -como persona jurídica- y de varios miembros de la cúpula de la formación por financiación ilegal se ha convertido en un quebradero de cabeza para Pablo Iglesias y los suyos.

Además de huir junto a la ministra de Igualdad, Irene Montero, del escándalo aprovechando las vacaciones veraniegas, la actitud del líder de Podemos y de sus adláteres no ha sido otra que atacar a la Justicia, amén de criticar a los medios de comunicación que osan informar sobre la caja B del partido.

 

Ahí están, sin ir más lejos las graves acusaciones lanzadas por Juan Carlos Monedero, que achaca la situación procesal en la que se encuentran los socios de Gobierno de Pedro Sánchez al "franquismo" de los jueces.

Sánchez que sigue con sus vacaciones a todo tren a costa de los españoles, ahora en Doñana, no ha reprendido a Iglesias por este ataque a la Justicia. Ha preferido ponerse de perfil. Sin embargo, un miembro de su Gobierno sí se ha atrevido a hablar claro sobre la actitud hacia la Justicia de un partido que forma parte del Ejecutivo central.

Se trata de Margarita Robles. La ministra de Defensa ha afirmado que no le gusta que las fuerzas políticas descalifiquen la actuación de los jueces cuando hay resoluciones con las que no están de acuerdo.

En una entrevista concedida a Europa Press, Robles ha rechazado comentar la investigación abierta por el juez de Madrid Juan José Escalonilla a los morados, pero ha apuntado que "lo que hay que hacer es apoyar a los jueces para que hagan su trabajo sin ningún tipo de interferencia, sin descalificaciones".

"La independencia judicial, el respeto a la labor de los jueces es una pieza esencial y una clave de bóveda del Estado de Derecho. No me gustan las fuerzas políticas que, cuando hay resoluciones judiciales que no les gustan, critican a los jueces. Eso no es bueno en un Estado de Derecho", ha dicho.

La responsable de Defensa, que antes ejercía como magistrada en el Tribunal Supremo, ha asegurado tener una "confianza máxima en los jueces" y ha instado a ser "muy respetuosos y dejarles trabajar sin ningún tipo de presiones".

 

Los cargos públicos tienen que ser institucionales

A la pregunta de qué le parece que algunas críticas al juez Escalonilla procedan de miembros de Podemos, ha insistido en que no le gusta "ninguna actuación de ninguna fuerza política o persona que descalifica la actuación de los jueces".

"Me considero una persona institucional que creo que cualquier responsable público tiene que ser institucional y que si nos creemos los valores de un Estado de Derecho, nos tenemos que creer los valores de la separación de poderes, de un Poder Judicial independiente, y tenemos poner todos de nuestra parte para que el Poder Judicial sea independiente de verdad", ha aseverado.

En todo caso, Robles ha defendido la presunción de inocencia en la investigación a Podemos como en cualquier otra instrucción judicial: "Lo defiendo para todo el mundo y lo defiendo incluso frente a aquellos que cuando afecta a otros no defienden la presunción de inocencia y cuando les toca a ellos sí la aceptan".

Como ya había dicho previamente en el caso del Rey Juan Carlos, investigado por la Fiscalía del Supremo por sus presuntos negocios opacos en el extranjero, ha remarcado que la presunción de inocencia es "un gran logro de nuestra democracia y nadie que se considere demócrata puede poner en cuestión nunca, en ningún caso".

 

La polémica del 'caso Dina'

Robles también se ha pronunciado sobre la pieza 'Dina' del conocido como 'caso Villarejo', en la que se investiga el robo del móvil de la exasesora de Pablo Iglesias Dina Bousselham, y en concreto sobre los motivos esgrimidos por el líder de Podemos para justificar que no devolviera la tarjeta del teléfono, que a él le llegó a través del presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio.

Iglesias afirmó que si la guardó la tarjeta durante un tiempo y no se la devolvió a Bousselham hasta que se empezaron a publicarse las primeras informaciones con el contenido del móvil fue para no someter a la asesora a "más presión".

 

Al ser preguntada por esta explicación, la ministra de Defensa ha dicho que no le gusta que "ningún hombre diga que toma una decisión para proteger a una mujer porque la mujer lo está pasando mal, con carácter general más allá del caso concreto".

"Creo que las mujeres sabemos protegernos a nosotras mismas y determinadas manifestaciones, las diga quien las diga, en las que un hombre trata de proteger a una mujer las rechazo por completo", ha resaltado.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP