11 de diciembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Insólito: TV3 arruina la manifestación de Bruselas y enfurece al independentismo

La Policía belga habla de 20.000 asistentes. Inicialmente se esperaban 100.000.

La Policía belga habla de 20.000 asistentes. Inicialmente se esperaban 100.000.

Esta vez la televisión pública catalana no estaba ahí para hacer labores de propaganda en favor del procés, como tantas otras. Esta vez no se plegó al secesionismo. Tiene explicación.

Inicialmente hablaron de 100.000 manifestantes. Conforme pasaron los días, rebajaron las expectativas. Y finalmente, han sido 45.000, según la Policía belga.

Aun así no hay duda de que la manifestación independentista convocada este jueves en Bruselas para pedir a la UE que despierte e interceda por el procés catalán ha sido multitudinaria.

Miles de independentistas acudieron a la llamada de Carles Puigdemont -aunque oficialmente estaba convocada por la ANC y Òmnium- precisamente el día en que El Periódico publicaba una encuesta según la cual su candidatura, la de Junts per Catalunya, ya está a la par que la de ERC.

Más malas noticias para Oriol Junqueras, tras verse alcanzado también por Inés Arrimadas, como constató la semana pasada el CIS.

En autobús, avión, coche privado... los manifestantes tiñeron de amarillo el centro de la capital belga, eufóricos en medio de una riada de esteladas y entonando cánticos de "libertad" e "independencia". Así como algunos contra la UE.

Sin embargo esta vez les chafó la fiesta la misma que tantas otras veces ha sido su aliada fiel, TV3. Los convocantes esperaban que la televisión pública hiciera de caja de resonancia de su hazaña en Bruselas y retransmitieran ésta en directo para toda Cataluña. Como en una Diada cualquiera.

Pero se llevaron un chasco inmenso porque no contaron con que, estando en campaña electoral, TV3 y Catalunya Radio no iban a poder manipular a sus anchas porque la Junta Electoral las vigila de cerca. Y éste era claramente un acto partidista. Así que tuvieron que conformarse con Twitter y etiquetas como #WakeUpEurope.

De hecho la Junta Electoral Central acaba de advertir a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) de que puede sancionarla y denunciarla por la vía penal si no respeta la pluralidad y neutralidad informativas.

Para colmo de sus males, Antena 3 y La Sexta sí retransmitieron parte en directo, así que los independentistas que se han quedado en Cataluña tuvieron que seguir la manifestación a través de las televisiones españolas. Y privadas.

En Twitter han ido dejando constancia de su enfado. Ninguno de ellos, eso sí, ha dicho una palabra sobre que son medios públicos y Cataluña está en campaña. Sólo que se trata de otro intento del Estado español de amordazarlos.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia