14 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Griñán toma represalias contra su abogado por los EREs y le pone en la calle

José Antonio Griñán junto a su ya exabogado, José María Mohedano.

José Antonio Griñán junto a su ya exabogado, José María Mohedano.

El expresidente de la Junta presentará un recurso de casación ante el Supremo con la esperanza de librarse de los seis años de cárcel mientras los magistrados deciden. Y pueden ser años.

Contó Susana Díaz en La Sexta al poco de conocerse la sentencia de la pieza política de los ERES que José Antonio Griñán, "Pepe" para ella, está "muy mal" después de que la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla le condenara a seis años de cárcel por prevaricación y malversación. 

Griñán, expresidente de la Junta y padrino político de la secretaria general del PSOE de Andalucía, no se ha quedado de brazos cruzados: piensa presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Y confía en no entrar en la cárcel hasta que el alto tribunal no se pronuncie, y pueden pasar años. 

Para ello ha despedido al que hasta ahora ha sido su abogado, José María Mohedano, que ha estado con él desde que la juez Mercedes Alaya decidió levantar las alfombras de la Junta cayera quien cayese.

Griñán vuelca así las culpas de su condena sobre Mohedano, el primer sorprendido. De hecho tras conocerse la sentencia el letrado insinuó recursos ante el Supremo, el Tribunal Constitucional y el de Derechos Humanos de Estrasburgo si hiciera falta, así que daba por hecho que él seguiría con su cliente. 

El socialista ha contratado en su lugar al abogado penalista José María Calero, exfiscal en excedencia desde 2007. Durante un tiempo llevó la acusación de la familia de Marta del Castillo contra Miguel Carcaño y los demás implicados en el asesinato de la joven y en el pasado defendió a Manuel Ruiz de Lopera, expresidente del Betis, que fue absuelto en 2018.

Comenta esta noticia