Las tres películas que ha visto esta semana Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno ha hecho esta semana de Escarlata O'Hara, de Alberto Closas y de Humphrey Bogart a cuenta de las hipotecas, la fiscalidad, y los presupuestos.

Pedro Sánchez, las hipotecas, y Escarlata O'Hara

El momento más dramático de “Lo que el viento se llevó” tiene lugar cuando la protagonista -encarnada por Vivien Leigh- proclama que “a Dios pongo por testigo de que jamás volveré a pasar hambre”. Uno se imagina entonces al Sumo Hacedor tomando nota, aplicado. Bueno, pues la historia, una vez más, se repite. Ésta vez con Pedro Sánchez como actor principal: que “nunca más los españoles paguen” este tributo, el de los actos jurídicos para las hipotecas. El presidente ha estado supremo. El Supremo no ha estado ídem. La Banca ha tomado apuntes.

Pedro Sánchez, la familia, y Alberto Closas

La economía “va como un tiro”, me decía uno de los mayores empresarios de la Comunidad Valenciana. “El problema -añadía- es que empieza a haber miedo”. Y cuando hay miedo, no se consume. Y ya saben lo que viene después. El presidente del Gobierno vino esta semana a Valencia al congreso de la Empresa Familiar y se ve que se pensaba que, como en las cartas de las barajas de los oficios, se iba a encontrar con el papá, la mamá, los nenes y los abuelitos de la botigueta de la esquina. Y no. Mercadona es una empresa familiar, y Boluda es otra empresa familiar. Y además son grandes y pagan mucho más del 10% que supuso Sánchez por el impuesto de sociedades. La película que iba a ver el presidente no era “La familia, bien gracias”, no estaban Alberto Closas, ni Pepe Isbert, ni Chencho. Decirles a los que le escuchaban, que tranquilos amigos, que con vosotros no va la cosa, que sólo le vamos a aumentar la fiscalidad a los que facturan más de un millón de euros, es no saber a qué congreso había ido.

Pedro Sánchez, los Presupuestos, y Humphrey Bogart

Se lo han dicho en Bruselas, que es donde los europeos dicen estas cosas: si sacas adelante los Presupuestos con la proyectada subida del Salario Mínimo Interprofesional te vas a cargar 70.000 empleos que no se van a crear. Eso, en un país con el 15% de paro es mucho. “Más dura será la caída”, advierten los continentales. ¿A que suena a grupo musical ochentero?: “Pedro Sánchez y Los Continentales”. Aquí en la Comunidad Valenciana ha tenido que ser el presidente de la CEV, Salvador Navarro, el que le diga a Ximo Puig, que en esto de presuponer es como Sánchez, que sus Presupuestos, los botánicos, además de inflar el gesto y las aportaciones que el Estado realmente va a hacer, calculan unos ingresos que son “optimistas” e “inalcanzables”. O sea, ¿más déficit y más deuda? Bien están los 1.325 millones reivindicativos y ficticios de todos los años por infrafinanciación del Estado, pero doblar la apuesta para que todas las consellerías gasten más en año electoral ... “Más dura será la caída”, parece barruntar Navarro. Fue la última película que rodó Humphrey Bogart.

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP