19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Mar Yuste

    Mar de Amores

    Es más divertido contar la vida de los demás, que la propia. Las venturas y desventuras y, sobre todo, los secretos de nuestros famosos patrios. ¿Qué intentan ocultar? La periodista Mar Yuste nos desvela ese punto de vista “mortal” de nuestras celebrities. Cómo no, tocando esa vena maruja que todos llevamos dentro.

Sorpresa: el escabroso asunto de los vibradores de 500 euros de la ex de Pipi

Terelu y sus descubiertas aficiones

Terelu y sus descubiertas aficiones

La cosa está que arde. Desde que las Campos recurriesen a confesar ciertas preferencias sexuales en su reality, la bola se está haciendo más grande. Y ya no saben cómo pararla.

Han vuelto a conseguirlo y, después de pasar por cierto agujero mediático, las Campos han resurgido –un poco- de sus cenizas. Condenadas al ostracismo del fin de semana al quitarles el programa de Qué tiempo tan Feliz, lo cierto es que Terelu y María Teresa han copado, por unos y por otros, los titulares y la parrilla de Telecinco.

Por un lado, la entrevista que Edmundo Arrocet ha concedido a Sálvame como uno de los primeros confirmados para la isla de Supervivientes y que ha arrojado sal a ciertas heridas.

A Bigote le importa poco la opinión de su pareja y la negativa de María Teresa a tanta exposición pública y tanto sufrimiento en mitad del monte. El cheque es lo que cuenta y él piensa irse a Honduras pese a quién pese.

No será un antes y un después en la relación y, mucho menos, dejarán lo suyo por esto. Al fin y al cabo se siguen respetando con la sabiduría que da la edad, pero que no le ha sentado nada bien a la matriarca Campos es un hecho.

Igual que a Terelu le ha olido a cuerno quemado la (sonora) intromisión y opinión de la también expareja de Pipi Estrada, la exactriz porno Miriam Sánchez y, más aún, de forma pública y a cuenta de su vida sexual.

Ciertos vibradores

Lo cierto es que la hermana de Carmen Borrego no puede decir nada. Si sales en un reality hablando de ciertas preferencias sexuales, manejando Tinder y aclarando que estás un poco “necesitada” lo menos a lo que te arriesgas es a que alguien opine sobre ello. Y no de forma muy edulcorada.

Así que Miriam Sánchez no ha perdido ripio, que diría mi madre, y ha dado su más humilde opinión a Terelu sobre los vibradores con los que debe ocupar su mesita de noche. Algunos de 500 euros. Y lo ha hecho vía Twitter. Así, que quede bien patente.

Terelu no ha respondido nada. Aunque le ha sentado fatal. Prefiere callar que seguir cargando las pilas de los vibradores, pero nos tememos que el tercero en discordia en sumarse a la batallita dialéctica será el hombre que Miriam y Teresa Lourdes Borrego compartieron en su vida, Pipi Estrada.

Comenta esta noticia
Update CMP