03 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pilar Rubio “vende” a Sergio Ramos por un “puñado de likes” y filtra un secreto

Pilar Rubio y Sergio Ramos un año de matrimonio ya sin secretos en redes sociales.

Pilar Rubio y Sergio Ramos un año de matrimonio ya sin secretos en redes sociales.

Es lo que tiene casarse con una influencer/ídola de masas en las redes. Que cada paso que das, cada cosa que haces, cada sarao que organizas tiene que quedar fielmente plasmado en Instagram.

Una musa se debe a sus fans y en el siglo XXI esto se traduce en followers. Así es difícil que Sergio Ramos guarde un secreto, aunque sea de puertas para dentro. Aunque bueno, si Pilar Rubio publica todo lo que hace ella y todo lo que hace él, tampoco le va a extrañar tanto a un futbolista que es el deportista español con mayor número de followercetes, que diría Santiago Segura.

El caso es que la última tiene su guasa porque era una cena de amigos del Real Madrid (cena de “conjura” para ganar la Liga, la han llamado los medios deportivos) que si quería ser secreta, pasó a ser como mucho discreta en el momento en el que la presentadora la publicó con todo lujo de detalles en sus stories.

Ya no solo dejó plasmado que Ramos estaba degustando con velitas un delicioso pedido del nuevo servicio Goxo a domicilio del chef David Muñoz, sino que lo estaba haciendo con sus amigos y compañeros de la plantilla blanca Luka Modric y Lucas Vázquez, y además lo estaban regando todo con una buena botella de vino tinto... Atrás quedaron los tiempos en que los futbolistas se escondían para beber y/o fumar.



Por si no hubiera suficiente guasa, tampoco se puede olvidar que el marido de Cristina Pedroche es un reconocido seguidor del Atlético de Madrid, de modo que la cena de conjura blanca ¡era colchonera!. Pero bueno, 39 millones de seguidores él y casi 5 ella, bien valen un alto grado de tolerancia a la hora de desvelar secretillos...



Secretillos como el que también descubrieron los usuarios más atentos y que llamó no poco la atención. A pesar de las luces de la cena eran ténues de velitas (todo muy romántico) un detalle captó la atención de los más observadores: platos negros con una doble RR grabada en tono dorado. ¡Ramos y Rubio tienen su propia vajilla personalizada y con ella agasajan a sus invitados! Para que luego se rían de Cristiano Ronaldo las gentes porque tenía platos de cebra.

Vamos, ni los Granujas de medio pelo de Woody Allen con sus “codornices sobre nido de lechuga”.

Comenta esta noticia