26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La oposición clama por la "vileza" de tratar a Bildu mejor que al Rey

El vicepresidente, Pablo Iglesias, en su reunión con los representantes de Bildu

El vicepresidente, Pablo Iglesias, en su reunión con los representantes de Bildu

La línea roja traspasada por el Gobierno al negociar unos presupuestos con la formación proetarra ha encendido a PP y Vox.

Carmen Calvo dijo hace aproximadamente un año que el PSOE nunca iba a traspasar la "linea roja" de pactar con Bildu y los "socialistas son de fiar". Una frase que ahora se le vuelve en contra una vez que los acuerdos con la formación proetarra para aprobar unos Presupuestos Generales del Estado parecen cada vez más cercanos y sus votos ya sirvieron para llevar a Sánchez a la Moncloa.

Por ello, ahora, la oposición en bloque ha clamado contra el giro al Gobierno, auspiciado por Iglesias, que ya recibió en su despacho a los dirigentes proetarras como muestra de su buena disposición a pactar lo que sea con ello, incluso la política penitenciaria que permita acercar los presos al País Vasco.

El primero ha sido el secretario general del PP, Teodoro García Egea, que ha acusado al Gobierno de "tratar mejor a Bildu que al Rey" Felipe VI y ha acusado al vicepresidente segundo,  de que en Podemos para "hacer carrera" tienes que estar "imputado y condenado".

 Además, ha preguntado al vicepresidente "cómo va a acabar con la monarquía si intentó acabar con Errejón y ahí le tiene" y ha denunciado su apoyo a las manifestaciones contra Ayuso señalando que el dirigente de Podemos "es de mariscadas por la mañana y barricada por la tarde".

También, desde Vox, el diputado Iván Gil Lázaro ha preguntado al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, por su blanqueamiento a ETA, ya que, a su juicio, "sentarse a negociar con Bildu contribuye a eso, es una gran vileza y usted lo hace cuando calla ante su discurso, como usted hace, y cuando cede a sus exigencias".

Además, ha señalado que Marlaska "calla cada vez que Bildu ataca a las Fuerzas de Seguridad del Estado y calla cuando jalea aquelarres de odio contra la Guardia Civil".

Junto a ello, ha denunciado que el ministro "acerca presos al País Vasco que no han pedido perdón, con delitos de sangre. Ha aceptado liquidar la política de dispersión, lo que ha exigido Otegi para aprobar los presupuestos. Por eso la moción de censura es un acto de defensa patriótica", ha sentenciado.

Sea como fuere todo apunta, tal y como señaló el propio Iglesias en TVE, que los presupuestos llegarán con el apoyo de Bildu. Según ha señalado la diputada del PP, Carolina España, el Gobierno ha cambiado "presos por presupuestos" mientras que la ministra de Hacienda pide al PP que trague, que"lo apoye".

Comenta esta noticia