El Campello redecora la biblioteca con los ‘monstruos valencianos’

Juanjo Berenguer, alcalde de El Campello, durante la presentación de las ilustraciones

Juanjo Berenguer, alcalde de El Campello, durante la presentación de las ilustraciones

Personajes como Bruixa Dolenta, Quarantamaula, Gegant, Home del nassos, Dimoni xicotet, la Bruixa bona, Home del sac o Donyet dan forma a un proyecto educativo sobre las costumbres locales

Cuando la cultura norteamericana se impone en todo el mundo y gana terreno la factoría Disney o los hiperconocidos personajes de la festividad importada de Halloween, la concejalía de Cultura de El Campello que dirige Dorian Gomis (PP), ha tenido la idea de redecorar la sala infantil de la Biblioteca Pública con toda la familia de los llamados “monstruos valencianos”, rescatando del imaginario colectivo figuras que forman parte de nuestra cultura y tradición.

Aunque la sala está cerrada al público desde marzo como consecuencia de la pandemia sanitaria, el trabajo interno del bibliotecario Dani Alberola ha hecho posible un cambio radical en la rotulación y decoración de la sala, de forma que siguiendo la propuesta de literatos valencianos, El Campello se ha sumado al rescate de personajes como Encantada, Bruixa Dolenta, Quarantamaula, Gegant, Home del nassos, Dimoni xicotet, la Bruixa bona, Home del sac, Butoni o Donyet, dando forma a un proyecto educativo que los pequeños podrán disfrutar cuando todo vuelva a la normalidad.

Recuperar monstruos propios

Como destacó en su visita el alcalde Juanjo Berenguer, “se trata de recuperar monstruos propios para fomentar la lectura de la literatura popular valenciana, en la que estos personajes son protagonistas de rondallas y leyendas para que los más pequeños, en un futuro, trasladen a sus descendientes”.

La iniciativa se ha traducido en una sala mucho más animada que antes, con colores vivos, asignados a lecturas destinadas a edades específicas. En el conjunto no faltan paneles informativos y hasta un photocall en el que toda la familia puede realizar sus fotografías para el recuerdo.

La propuesta se ha convertido en realidad gracias a la generosidad y colaboración de la editorial Andana, que ha hecho posible la creación y publicación del libro "La María no té por", de Francesc Gisbert i Dani Miquel, del que destacan las ilustraciones de los monstruos, obras de Riccardo Maniscalchi.

Comenta esta noticia
Update CMP