30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El "superdrástico" comentario de Carlos Herrera sobre la "pija" de Galapagar

Carlos Herrera e Irene Montero

Carlos Herrera e Irene Montero

El locutor asegura que el vídeo de la ministra es una confesión y hace esta mordaz comparación entre Cayetana Álvarez de Toledo e Irene Montero.

El vídeo de Irene Montero en el que ella misma "confiesa" que eran plenamnete conscientes de la amenaza y de cómo otros países tomaban medidas drásticas mientras su Gobierno mantenía el 8M, ha generado un auténtico terremoto.

Y entre los máximos detractores del episodio ha irrumpido Carlos Herrera, con un editorial matutino demoledor y plagado de ironía que comenzó desmontando todo el dicurso de la ministra de Igualdad y del propio Gobierno,

"La difusión del vídeo de demuestra varias cosas relevantes. Ella y su Gobierno eran conscientes desde principios de marzo de la gravedad del coronavirus. Pese a ello, consintieron cientos de eventos de masas en aquellos días. El 8M fue decisivo para que ignoraran todo lo anterior: como lo quisieron celebrar a toda costa, no tuvieron más remedio que permitir el resto de acontecimientos deportivos, políticos y sociales. Y algo crucial: les constaba, a ella y a su Gobierno, que otros países ya estaban tomando medidas “superdrásticas”.

Escuchando cómo habla Irene Montero, supongo que nadie dirá más que la pija es Cayetana Álvarez de Tolledo"

"También se demuestra algo más", prosiguió. "Escuchando cómo habla la ministra, supongo que nadie mantendrá en adelante que la pija es Cayetana Álvarez de Toledo. Todo en Irene es superfuerte, superosea, supergalapagar de la muerte. Ni el tono choni que también está presente esconde una evidencia: bajo la pose de guerrillera, se encuentra una alumna de Snoopy".

"Supersupremo"

"Por mucho que los protectores de la ministra intenten desviar la atención sobre la filtración del vídeo y no sobre el contenido, lo que hemos escuchado derriba de un plumazo el relato completo de la gestión que Sánchez quiere imponer. Ni fueron los más rápidos en intervenir, ni todo era imprevisible. Les avisaron en enero, en febrero y en marzo. Y se callaron. O peor: le quitaron importancia", añadió.

Para rematar en un tono muy crítico: "Lo que Montero confiesa es que lo sabían y que no les dio la gana hacer nada pese al ejemplo de otros países. Las consecuencias ya las conocemos: España tiene la mayor mortalidad del mundo por coronavirus (...) Sin querer, Irene Montero ha confesado la verdad. De una forma tan superclara que lo mismo el superSupremo ha tomado nota y ya prepara una supercausa para todos estos superincompetentes. Jo tía, qué mala pinta tiene esto para vosotros y vosotras".

Comenta esta noticia