06 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sondeo: Casado vence a Sánchez y recoge los frutos de su errática gestión

Pablo Casado está ya seis escaños por delante de Pedro Sánchez, según el sondeo.

Pablo Casado está ya seis escaños por delante de Pedro Sánchez, según el sondeo.

El PP se sitúa ya seis escaños por delante del PSOE, que ascienden a ocho contando con la coalición Navarra Suma. Cs no rentabiliza su cambio de estrategia y JxCat da la sorpresa en Cataluña

La primera encuesta tras el fin del estado de alarma muestra una realidad política distinta a la que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa en las elecciones generales de noviembre de 2019. 

La gestión de la crisis del coronavirus ha provocado serias secuelas al PSOE, que en apenas nueve meses ha perdido 18 escaños y tres puntos de intención de voto, hasta quedarse en el 25%.

Éste es el resultado del sondeo de Demoscopia y Servicios para ESdiario, según el cual el PP continúa una escalada que ya le sitúa seis escaños por delante de los socialistas: 108, que serían en realidad 110 contando los de la coalición Navarra Suma (UPN, PP y Cs). No obstante sigue ligeramente por detrás en intención de voto, ocho décimas.  

Según la encuesta, a Sánchez no podría haberle salido peor la estrategia de derivar las culpas al partido de Pablo Casado, una vez que en la cuarta prórroga del estado de alarma éste decidió soltar la mano de un Gobierno al que en las tres anteriores había apoyado incondicionalmente.

 

La caída del PSOE pesa mucho en el estado de salud de la coalición del gobierno, a pesar de que el partido de Pablo Iglesias ha resistido bien. De los 155 escaños con los que gobierna Sánchez ahora pasaría a 139, once menos. Con Unidas Podemos subiendo dos escaños y nueve décimas, hasta el 13,7% de intención de voto.

Por contra, el centro derecha sigue al alza gracias al empuje del PP. Entre el PP, Vox y Navarra Suma alcanzarían 160 diputados. La mayoría absoluta de 176 escaños, no obstante, aún está lejos.

Los de Santiago Abascal han ido al choque frontal contra el Gobierno en esta crisis, una estrategia que sin embargo no ha tenido efectos positivos ni negativos. Su intención de voto continúa inamovible en el 15,1%. Aunque de 52 escaños Vox pasaría a 50.

A Ciudadanos ya es imposible colocarle en el bloque de centro derecha habida cuenta del giro estratégico que dio Inés Arrimadas allá por la cuarta prórroga del estado de alarma, cuando decidió romper el cordón sanitario de Albert Rivera a Sánchez y pactar con él.

Arrimadas pensó que el pozo del centro derecha ya no le iba a dar más agua pero su viraje tampoco se ha traducido en un mejor porcentaje de voto. Todo lo contrario. De los diez escaños de noviembre pasaría a ocho y del 6,8% al 6,2%. 

Mención aparte merece la pugna catalana entre ERC y Junts per Catalunya por la proximidad de las elecciones en Cataluña (anunciadas pero aún no convocadas), que a su vez pesarán en la relación entre Esquerra y el Ejecutivo central. JxCat alcanza al partido de Oriol Junqueras y le empata a 11 escaños, tras ganar tres y perder dos ERC

"Señor Sánchez, la historia no le absolverá", le espetó el líder de la oposición al presidente del Ejecutivo en el debate de la quinta prórroga. Y se aproximan tiempos aún más difíciles para el presidente. 

Por lo pronto, esta semana la Comisión de Reconstrucción creada en el Congreso abordará sus conclusiones y dará paso a una Comisión de Evaluación que, ésta sí, examinará la gestión del Gobierno durante la pandemia. Por más que Sánchez vaya a intentar descafeinarla. 

Tampoco las elecciones del 12 de julio pintan bien para el PSOE, especialmente en Galicia. Ya no es solo que Alberto Núñez Feijóo esté acariciando su cuarta mayoría absoluta, sino que además los socialistas podrían perder incluso el liderazgo de la oposición a manos del BNG de Ana Pontón.

Y al Ejecutivo le queda por delante, cómo no, el largo y pedregoso camino de los Presupuestos de 2021, con los que Sánchez pretende garantizarse el resto de la legislatura pero que no tiene nada fácil.

Comenta esta noticia