13 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Errejón desprecia a Iglesias con una dureza inusitada: " No somos amigos"

Hasta ahora habían mantenido su "amistad", pero la campaña les convierte en rivales políticos furibundos y, tal vez, en enemigos personales. Y así abren fuego.

"No tiene sentido pedirle a todos los líderes políticos que sean amigos. Esto no es Gran Hermano. No puedo prometer que me lleve bien con toda la gente con la que llegue a acuerdos, pero sí que, por encima de mis tripas, pondré la necesidad de que haya acuerdo progresista".

La durísima frase es de Íñigo Errejón, y el destinatario de la misma es Pablo Iglesias, al que desprecia en público por primera vez, en una entrevista con El País, con una reflexión que, de facto, entierra la idea de amistad que ambos habían mantenido, al menos tibiamente, pese a sus profundas desaveniencias políticas.

Pero es campaña electoral y, amén de romper ataduras políticas, Errejón también lo ha hecho del todo en el ámbito personal. Aquella pareja inseparable que fundó Podemos vive hoy un divorcio depredador: los dos quieren quedarse con la casa y los niños, metáfora de un botín electoral que los dos ansían.

 

Pese a ello, y en un tono frío y profesional, el exnúmero dos de Podemos y hoy candidato de Más País, acepta la posibilidad de que tengan que reunirse ambos, después de las Elecciones del 10N, para llegar a acuerdos: "Es posible. Lo más importante es la voluntad política de un acuerdo progresista".

Por último, Errejón lanza una andanada a Iglesias presumiendo de experiencia en la gestión, con el precedente de su socia Manuela Carmena, y por el alma ecologista de su nuevo partido: "Somos herederos de una experiencia de Gobierno en Madrid. Anticipamos algo revolucionario al decir que vamos a poner por delante los intereses del país a los de las siglas. Y no vamos a tener un capítulo verde, somos un partido verde".

Comenta esta noticia
Update CMP