18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bronca en Cibeles: la no dimisión de Sánchez Mato y Mayer rompe Ahora Madrid

La bancada de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de Madrid.

La bancada de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de Madrid.

Ha sido la gota que ha colmado el vaso. Los "morados" y los comunistas no se soportan y se cruzan duras acusaciones de deslealtad. Y todo ante una Manuela Carmena cada vez más harta.

La imputación de los concejales madrileños Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, cabezas visibles de Ganemos junto al tercer teniente alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Mauricio Valiente, puede haber sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de la alcaldesa Manuela Carmena y del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Cabe recordar que Ganemos es la plataforma que acogió a los dirigentes de Izquierda Unida que no fueron purgados por Alberto Garzón, cuando en 2015 decidió disolver la federación comunista en Madrid que le era francamente hostil. Lo dijo en aquel momento el que fuera candidato de IU a la Comunidad de Madrid, el poeta Luis García Montero: "Garzón ha hundido Izquierda Unida en Madrid por estrategia política".

De aquella decisión del contestado sucesor de Cayo Lara se aprovechó entonces Pablo Iglesias. Podemos carecía en la Comunidad y en el Ayuntamiento de la estructura organizativa de la coalición comunista a la que decidió sumar para aprovecharse de ella.

De ahí nació Ahora Madrid, una alianza temporal y antinatura con Podemos, Ganemos (IU), el Partido Comunista de Madrid, Convocatoria por Madrid y la plataforma Por un mundo más justo. Todo con Carmena como aglutinador en la cabeza del cartel electoral que arrebató al PP, gracias a la complicidad del PSOE, la Alcaldía de la capital.

En Podemos irrita la "deslealtad" de Mayer: actuó a espaldas de Carmena con el Open de Madrid después de que está la mantuviera en su equipo pese a cesarla en Cultura.

Según fuentes consultadas por ESdiario, la causa de la imputación de Sánchez Mato -conocido como El Chino- y Mayer refleja muy bien lo acontecido estos dos años en el Palacio de Cibeles. Ganemos va por libre, no informa de sus pasos a Carmena y mantiene una guerra frontal con las estructuras del partido morado.

Por si fuera poco y contradiciendo lo que dice el código ético de Ahora Madrid -la imputación supone la dimisión inmediata-, tanto Mayer como Sánchez Mato han decido aferrarse al cargo. Piden declarar cuanto antes, "lo contrario a lo que hacen otros", y se limitan a rechazar que el Ayuntamiento pague su defensa jurídica.

Según la portavoz municipal, Rita Maestre, esta imputación no contraviene el código ético de la coalición "porque no ha habido enriquecimiento personal o de terceros".

La discutida gestión de Sánchez Mato en Hacienda, paralizando operaciones en marcha vitales para la capital-que luego Carmena ha tratado de reconducir con Fomento y las empresas-; los despropósitos cometidos por Mayer a cuenta de la retirada de símbolos y calles franquistas -que a la postre le costó el cese en Cultura-; y las veleidades prochavistas de Mauricio Valiente han provocado varios y reiterados incendios en Ahora Madrid.

Carmena e Iglesias han tratado de apagar algunos fuegos. Como cuando ante el amago de rebelión de Ganemos la alcaldesa aceptó mantener a Mayer en su equipo -tras un caos sin precedentes también en la gestión de los teatros municipales- regalándole una nueva Concejalía de Igualdad para que mantuviera su nómina y despacho a cuenta del erario público.

O como cuando calló tras la deserción de Ganemos de una votación sobre los represaliados de la oposición a Nicolás Maduro mientras Carmena recibía a los padres de Leopoldo López.

Pero ahora, los dirigentes del partido morado se han hartado de Mato, Mayer y Valiente, pese al forzado cierre de filas de este martes. Como ha informado ESdiario, las bases de Podemos arden contra los representantes de Ganemos, a los que también se acusa de desleales por llevar meses circulando entre sus bases posibles candidatos a la Alcaldía para 2019.

Por su parte, desde Ganemos se acusa al líder de Podemos Madrid, Ramón Espinar, de no liderar su partido y de acatar sin rechistar la irrupción de Iñigo Errejón en la política madrileña como candidato a todo. La presencia en las quinielas de nombres tan potentes y solventes como el del popular Pablo Casado para el 2019 han desatado el nerviosismo en Ahora Madrid que, literalmente, ha saltado por los aires.

Tanto, que hay algunos dirigentes morados que no descartan ya que Carmena -que ha confirmado que no aspira a repetir en su cargo- dé la espantada antes de tiempo.

Comenta esta noticia
Update CMP