22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Gemio arranca un testimonio desgarrador al hijo de Escobar y critica "Narcos"

Pablo Escobar y su hijo, ahora llamado Sebastián Marroquín, en una imagen de archivo.

Pablo Escobar y su hijo, ahora llamado Sebastián Marroquín, en una imagen de archivo.

Vive con nombre "falso", pide perdón a las víctimas y reconoce que su cabeza tenía precio: 4 millones de dólares... son algunas manifestaciones de Sebastián Marroquín en "Te doy mi palabra".

Isabel Gemio ha entrevistado este sábado en Te doy mi palabra a Sebastián Marroquín, hijo del narcotraficante Pablo Escobar y autor del libro Pablo Escobar: mi padre. La entrevista entre ambos ha dejado momentos estremecedores. El hijo del sanguinario Escobar ha reconocido a preguntas de Gemio que “la idea del libro era contar la verdadera historia de mi padre a través de mis ojos, sobre su propia vida, teniéndolo a él como propia fuente del libro”, porque considera “ necesaria esta publicación para las víctimas, para que tuvieran un acceso a la verdad negada, y escribí para dejarle a mi hijo un documento de valor histórico, para que conozca a su abuelo”.

Sobre su convivencia con un delincuente y lo que le ha podido aportar en su vida personal, el hijo de Escobar asegura que le ha servido ahora en su vida personal “como padre quiero hacer que mi hijo tome conciencia de las acciones y las consecuencias de las decisiones en la vida de su abuelo, para que él no lo repita. Espero que le pueda inspirar para bien y que sea un hombre de paz para la humanidad”.

Claro que Sebastián reconoce que lleva consigo un lastre difícil de quitar, “me pesa el estigma de ser el hijo de Pablo Escobar. Nos cambiamos el nombre porque por cuestiones de apellido no nos vendían ni billetes en las aerolíneas. El cambio de identidad no es una renuncia del amor que sentimos por mi padre, simplemente fue porque nos estaba quitando el derecho a la vida, a la educación y a vivir en paz. El mundo nos cerró las puertas”. “Te sientes como un extraterrestre porque no hay un kilómetro de tierra para ti. Todos te quieren muerto o en la cárcel. El accionar de un solo miembro de la familia trajo consecuencias negativas para nosotros y para el país que hoy en día seguimos viviendo”.

Intento de asesinato

El hijo del más famoso de los narcotraficantes contaba además un alto precio que ha tenido que pagar: "Me han intentado asesinar más de una vez y mi cabeza llegó a valer cuatro millones de dólares cuando solo tenía quince años. Se perdieron todos los valores humanos y valía todo. Se mataron a tres mil hombres intentando encontrar a mi padre". “Los que fueron enemigos de mi padre saben que yo no significo ninguna amenaza para nadie. Alguna vez juré vengar su muerte y a los diez minutos juré lo contrario, promesa que he ido cumpliendo durante estos veintitrés años”. 

Cuando mi padre fallece heredamos una parte de la fortuna, pero nos lo quitaron todo. La realidad es que nos hicieron un favor, nos despojaron de toda la fortuna pero salimos adelante y somos unas personas de bien

Y sobre los crímenes de su padre ha asegurado que “no hay una lista oficial de víctimas de Pablo Escobar para no tener que reparar los bienes. Confiscaron toda la fortuna de mi padre que tendría que haber ido a reparar el daño de las víctimas y se la quedó el estado para el disfrute de sus políticos”, denunciando también corrupción aprovechándose de los bienes incautados a su padre, “no aparecen en ninguna parte los bienes confiscados a los narcotraficantes, se ha destapado un gran escándalo de corrupción. Tuvieron un comportamiento más mafiosos que de funcionarios públicos”, ha explicado.

Una vez muerto su padre, contaba a Isabel Gemio, había que repartir su enorme herencia pero aclaraba que “cuando mi padre fallece nosotros heredamos una parte de la fortuna, pero nos quedamos desprotegidos y nos lo quitaron todo. La realidad es que nos hicieron un favor, nos despojaron de toda la fortuna pero salimos adelante y somos unas personas de bien”. “Mi madre pasó de ama de casa a ser negociadora e intermediaria entre los cárteles de toda Colombia. Su vida se la respetaron porque los enemigos de mi padre saben que ella nunca se había involucrado y buscaba la forma de que hiciera la paz con sus enemigos”, detalla. 

Reconocía el hijo del narcotraficante que tiene algo pendiente con las víctimas,“siempre quise tener la oportunidad de acercarme de manera respetuosa a las víctimas y pedir perdón en nombre de mi padre. Gracias al proyecto del libro hemos ido encontrando a muchas víctimas y hemos podido realizar procesos de reconciliación con familiares de víctimas”. “Tenemos la esperanza renovada porque hemos encontramos mucha generosidad por parte de las víctimas, entendiendo en el perdón como una herramienta sanadora de ese odio”. 

Palo a "Narcos"

Por último, como no podía ser de otra manera, hacía una referencia a la serie de moda del momento., Narcos.“Hay una gran cantidad de errores en la serie Narcos. Presenta una historia a la humanidad para confundir. Mezclan imágenes de archivo con las de ficción y pone basada en hechos reales. Les están implantando a la juventud ganas de ser narcotraficantes”, concluía.

Comenta esta noticia
Update CMP