19 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los obispos enfilan a Podemos

Gil Tamayo, portavoz de la Conferencia Episcopal

Gil Tamayo, portavoz de la Conferencia Episcopal

Si alguna vez se llevaron bien, hoy parece que ese tiempo pasó. La Conferencia Episcopal y Podemos libran en público su primer pulso con una ley LGTBI al fondo y acusaciones mutuas.



Se acabó la tregua, oficiosa, que parecía haber entre la Conferencia Episcopal, Podemos e, incluso, el nacionalismo catalán, simbolizada para muchos en un cambio de contenidos en Trece televisión, la cadena propiedad de la Iglesia que desde el verano ha quitado programas y reducido el contenido político y el número de analistas en 'El Cascabel', su buque insignia.

Los obispos han alzado la voz en dos semanas contra el separatismo, oponiéndose a la DUI y defendiendo la Constitución tras difundirse las presiones de parte de la Iglesia catalana para que no se implicara en esta batalla; y ahora sobre Podemos y una de sus propuestas de ley estrella.

En concreto, los obispos españoles han tachado de "fundamentalista e inquisitorial" la proposición de ley contra la discriminación del colectivo LGTBI impulsada por Unidos Podemos, y que ha sido admitida a trámite en el Parlamento, y llaman a todas las fuerzas políticas y sociales a "oponerse" a ella.

La Iglesia se opone a la ley de Podemos en materia de ideología de género: Iglesias les tilda de medievales

"Se trata de una propuesta fundamentalista, incluso con visos ciertamente inquisitoriales", ha denunciado este lunes 27 de noviembre el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, durante la rueda de prensa posterior a la CX Asamblea Plenaria de los obispos.

Durante el encuentro, el obispo presidente de la Subcomisión de Familia y Defensa de la Vida, Mario Iceta, informó a los prelados sobre la ideología de género y su traslación a los proyectos legislativos, como la proposición de ley impulsada por Podemos.

Los obispos han concluido que esta proposición supone "graves dificultades" y "un ataque frontal a una serie de derechos y libertades fundamentales". "Pretende excluir otras visiones acerca del ser humano, se coartan libertades fundamentales como la libertad religiosa, la ideológica, de expresión, de prensa, de cátedra y llega a instaurar una verdadera censura", advierten los obispos.

Por ello, tal y como ha añadido el portavoz de los prelados, invitan "a todas las fuerzas políticas y sociales" a "oponerse" a esta propuesta "en aras de la libertad y la defensa de los principios democráticos y constitucionales".

Muy en contra

En todo caso, ha asegurado que los obispos defienden "la dignidad inalienable de toda persona" y que "no se trata de ir contra las minorías". Si bien, ha puntualizado que la protección de estas "no puede llevar consigo la anulación de los derechos y libertades de los demás" .

"Aquí nadie se va a poder mover salvo que confiese con fe religiosa la ideología de género como un postulado de partido único del que nadie puede discrepar so penas que establezca la agencia establecida al efecto en la proposición de esa ley", ha criticado.

Además, Gil Tamayo ha recordado que no son la única confesión que ha salido al paso de esta ley, pues la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) envió un informe el pasado mes de septiembre al presidente del Gobierno Mariano Rajoy advirtiendo de la misma y pidiéndole que no se apruebe.

En concreto, Gil Tamayo ha citado algunos aspectos de la ley denunciados en dicho informe como "la inversión de la carga de la prueba o la destrucción de libros que vayan contra la ideología de género".

A propuesta de FEREDE, el Pleno de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa, órgano consultivo del Gobierno, designó el pasado mes de julio a dos expertos para que valoren "el posible impacto" que el contenido de la ley "pueda tener en el ejercicio de los derechos fundamentales", según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Justicia.

 

 

La respuesta de Podemos

La réplica del partido de Iglesias no ha tardado en llegar, y ha sido igual de contundente. El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha invitado a los obispos españoles a formar un partido político para hacer sus planteamientos "medievales" después de que la Conferencia Episcopal haya tachado de "inquisitorial y fundamentalista" la proposición de ley contra la discriminación del colectivo LGTBI, impulsada por la formación morada.

"Afortunadamente la Conferencia Episcopal no se presenta a las elecciones, el día que quiera hacer una proposición de ley, les recomendaría que monten un partido político, que jueguen al juego democrático, que hagan sus planteamientos aunque sean medievales al conjunto de la sociedad, y si hay una opinión mayoritaria en ese sentido, se les votará y podrán hacer proposiciones de ley", ha apuntado Echenique este lunes 27 de noviembre durante la rueda de prensa del Consejo de Coordinación Estatal de Podemos.

Si bien, ha insistido en que "afortunadamente" eso todavía no ha tenido lugar y ha puesto en duda que mucha gente votase a los obispos en caso de que formasen un partido ya que "España es un país pionero en los derechos LGTBI". "Si se presentase (a las elecciones) no le votaría mucha gente", ha subrayado.

El pulso continúa, pues. Y el resultado es incierto. De momento, los medios de la Iglesia no han entrado en combate, pero no se descarta que salgan en tromba en apoyo de las indicaciones de la Conferencia.

 

 
Comenta esta noticia
Update CMP