15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Empieza la cacería: ERC maniobra para eliminar a Torra con la ayuda de Sánchez

El independentismo se devora entre sí. El presidente de la Generalitat se ha quedado solo, incluso dentro de su Govern. Esquerra quiere quitárselo de en medio y celebrar elecciones ya.

Ya ni se molestan en disimularlo. La ruptura del independentismo es total, ellos que confiaban en que la sentencia del procés sirviese como argamasa para aparcar las profundas diferencias y volver a ser un sol poble.

Apenas 24 horas después de que Quim Torra anunciara en el Parlament un nuevo referéndum para esta legislatura por su cuenta y riesgo, sin comentarlo siquiera con los consejeros de su partido, Esquerra ha pedido de forma más o menos formal la convocatoria de elecciones anticipadas en Cataluña.

Traducido: la cabeza de Torra, que es al fin y al cabo lo que persigue en último término el independentismo pragmático (si existe tal a estas alturas) que intenta encarnar ERC

Lo ha hecho a través de Joan Tardà, hasta hace meses su portavoz en el Congreso, donde permaneció 15 años. Su mensaje en Twitter ha sido tan claro como inmisericorde con el president.

 

 

"Convocar elecciones cuanto antes para generar un Gobierno que represente mayorías más amplias y un Parlamento con mayores consensos comprometido con la amnistía, con encarar la crisis económica y para construir un escenario de negociación. Lo decíamos hace semanas y hoy es del todo urgente", según Tardà.

Es significativo que este viernes toda la prensa de Madrid y de Barcelona, incluida la independentista, destaque la soledad del subalterno de Carles Puigdemont. Que tardó tres días en pedir a los CDR que cesaran en el uso de la violencia. Y aun así lo hizo como lo hizo.

Creen en ERC que Torra está fuera de control, y esa baza es también la que está jugando el Gobierno de Pedro Sánchez en Madrid. 

En La Moncloa confían en que sean los propios socios de Gobierno de Torra los que pongan la soga al cuello del presidente de la Generalitat, que va a ofrecer mucha resistencia. El enlace es su propio vicepresidente, Pere Aragonès, con quien los socialistas catalanes de Miquel Iceta tienen una relación fluida.

Comenta esta noticia
Update CMP