20 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy airea la idea de que Sánchez y Rivera irán juntos a unas nuevas elecciones

El líder del PP sorprendió al dejar medio entornada, por primera vez, una puerta que estaba cerrada a cal y canto y sembró la semilla de la duda entre los votantes del PSOE y de Ciudadanos.

Aún quedan dos meses para confirmarse unas nuevas elecciones generales, pero los "candidatos" ya están en campaña. Los líderes de los principales partidos políticos se pasean por los medios como si la nueva cita con las urnas ya estuviera en firme y Mariano Rajoy, tras su entrevista de este domingo adelantando que tiene intención de reunirse en breve con Pedro Sánchez, se dejó caer este lunes por los micrófonos de Carlos Herrera en COPE para confirmar que esta misma semana llamará al líder del PSOE para tener con él una "conversación privada". Eso sí, con mucha guasa señaló que Sánchez puede ir acompañado por quien quiera y que "si quiere venir con su socio de hecho, el señor Rivera, él no lo va a impedir".

"Que venga con quien quiera, pero creo que una conversación privada, a dos, sería lo mejor", dijo, insistiendo en su empeño de recabar el apoyo del PSOE para un gobierno de 'gran coalición' que daría a España la estabilidad que necesita. En este punto, Carlos Herrera le hizo la pregunta que más descolocado dejó a Rajoy al preguntarle abiertamente "cómo está dispuesto a negociar o pactar con alguien que ha dicho que ustedes han aprovechado la crisis para recortar derechos y el estado del bienestar de los españoles". El líder del PP, que a día de hoy sigue defendiendo a capa y espada llegar a un gobierno de coalición entre los dos grandes partidos, algo noqueado, se limitó a señalar que "la afirmación de que hemos gobernado para destrozar el bienestar es una falsedad y demagogia" y se fue por peteneras justificándose y defendiendo lo que han estado haciendo estos años: “En una etapa de enorme dificultad hemos subido las pensiones todos los años y ha bajado la inflación", "la política social más importante es la creación de empleo" o "cuando hay alguien que dice ’no hay sanidad pública universal gratuita’ es mentira".

Y como los candidatos están en campaña, Rajoy no desaprovechó la oportunidad de intentar hacer sangre en las filas del enemigo y alimentó la duda en el seno de los votantes de Ciudadanos preguntándose en voz alta y con mucha ironía si PSOE y Ciudadanos se presentarán juntos a las elecciones en caso de que no puedan formar Gobierno y finalmente se convoquen para el 26 de junio. Más aún, insistió, "no sé si los votantes de Ciudadanos sabían que su voto iba a servir para apoyar al PSOE" porque "la gente ha votado al PSOE o a C’s, pero sus programas eran distintos. y Ciudadanos está apoyando ahora otro programa". Por eso, ante la amenaza de que la formación naranja robe votos al PP, Rajoy recalcó que "a quién votó a Rivera habría que preguntar si sabía que su voto iba a ser utilizado para hacer presidente a Sánchez y también la memoria histórica, el fin del concordato con la Santa Sede" o la supresión de las bonificaciones de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Rajoy tachó de "fraude" que el líder socialista venda presentarse ahora como el candidato con más respaldo en el Congreso, con un total de 130 escaños por la suma de los suyos y los de Ciudadanos: "Sería así si fueran juntos a las elecciones, a lo mejor si hay convocatoria electoral van juntos", apuntó. También ha dejado claro que "en este momento" él no se plantea dar un paso atrás, sino que querría volver a ser candidato. Algo que en algunos foros se ha interpretado como una puerta abierta, por primera vez, a un paso atrás de Rajoy para facilitar la formación de Gobierno. En cualquier caso, también recalcó que a él nadie le ha pedido que se retire, ni desde el interior del PP ni desde el mundo empresarial, y que si su partido quiere él volverá a ser candidato.

 

Comenta esta noticia
Update CMP