20 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una revista española muestra la otra cara de la hija de Antonio Banderas

Stella de Carmen empieza una nueva etapa de su vida.

Stella de Carmen empieza una nueva etapa de su vida.

De padre, madre, abuela y hermana famosísimos ella era hasta ahora la que mantenía una imagen más discreta y secundaria, pero resulta que algo ha cambiado y se avecinan curvas.

Stella del Carmen Banderas Griffith ha decidido, a sus 23 años, dar un paso adelante y, consciente del interés que genera, debutar como modelo. Y lo ha hecho nada más y nada menos que para una publicación española, la revista Glamour, en la que por primera vez posa para el objetivo de la cámara, mostrando su lado más desconocido pese a pertenecer a una de las familias más conocidas de Hollywood.

Nacida en Marbella. Criada en Los Ángeles. Hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith. Nieta de la icónica Tippi Hedren. Hermana de Dakota Johnson. Pero, y citando literalmente a Glamour, Stella del Carmen Banderas quiere escribir su propia historia, y la traza con sus propias palabras y con determinación, debutando como modelo y descubriéndonos su faceta más sexy y segura.

En sendos editoriales realizados en Los Ángeles y firmados por el fotógrafo Nick Hudson, Stella del Carmen deslumbra con una belleza cinematográfica, misteriosa y radiante. Y es que no puede negar que lo lleva en la sangre.

Además, Glamour desgrana pequeñas claves de la personalidad de Stella del Carmen a través de las declaraciones de la hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith, en las que homenajea su herencia familiar comenzando por su propia historia.

Su infancia transcurrió como la de tantas otras chicas de Los Ángeles, pero en su casa siempre flotaba el aroma a paella que su padre preparaba. Sus semanas santas en España, su exótico apellido, el haber nacido en Marbella y otros detalles que le indicaban que, sin embargo, era diferente al resto de chicas.

Stella, que asegura que su palabra preferida en español es "chiquita" y que mantiene una relación de lo más especial con su padre, confiesa que "me encanta verle a través de los ojos de Pedro Almodóvar". Son casi 10.000 los kilómetros que separan Málaga de Los Ángeles, pero Antonio Banderas está presente en su hija en detalles tan obvios como los ojos y tan sutiles como esa humildad y timidez con las que se expresa.

Más sincera que nunca, Stella del Carmen confiesa que Málaga sigue siendo "un misterio" para ella, asegurando que "tengo que pasar más tiempo en España. Es una cosa que quiero hacer en algún momento". 

Comenta esta noticia