15 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arden las bases de Podemos por la vidorra de "casta" que se pegan sus cargos

Los portavoces de Podemos en el Senado y en la Asamblea en su polémico selfie del hotel Ritz.

Los portavoces de Podemos en el Senado y en la Asamblea en su polémico selfie del hotel Ritz.

Los dirigentes del partido morado parecen sentirse cada vez más cómodos entregados a placeres mundanos, disfrutando de los privilegios que decían combatir. Eso que ahora llaman "la trama".

Este martes, las redes sociales ardían en algunos foros de las bases de Podemos. El ya conocido como el selfie del Ritz ha provocado un sarpullido en la militancia del partido morado. En el, posan sonrientes el portavoz en el Senado, Ramón Espinar, y su homóloga en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, durante su asistencia a un desayuno informativo de la alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, en un salón del exclusivo Hotel Ritz de la capital.

Algunos de los dirigentes de Podemos rodeados de varios empresarios del IBEX que trabajan con el Consistorio y que se han convertido en el último objetivo de Pablo Iglesias: la llamada "trama" a la que apela en sus últimas intervenciones el líder morado. Pero, que los dirigentes de la formación que pretendía erigirse en voz de los desheredados se han acostumbrado en tiempo récord a los privilegios de la vieja política, es ya un hecho consumado.

El 'selfie del Ritz' de Espinar y Ruiz-Huerta está dando mucho que hablar entre las bases de Podemos

Así quedó de manifiesto la pasada semana y de forma accidental. El pasado jueves, de cara a la votación decisiva del real decreto sobre la estiba, los grupos parlamentarios se vieron obligados a llamar a capítulo a todos sus diputados. La votación se esperaba tan estrecha -la abstención de C's le resto luego trascendencia- que cada escaño era clave.

Pero tres parlamentarias, dos de Podemos y una de Compromís, se hallaban disfrutando de un viaje a cuenta del Congreso a Nueva York. Volvieron aceleradamente pero se supo que habían cargado al presupuesto público hoteles de lujo en la ciudad de los rascacielos. Unos viajes que tanto criticaban antes de llegar a la primera línea de la actividad política.

Pero el sorprendente selfie del Ritz llega además en el mismo día en que han salido a la luz las facturas del viaje a todo lujo del consejero de Economía del gobierno valenciano, Rafael Climent, de Compromís. Climent, azote del capitalismo, se gastó 3.000 euros en un viaje a Singapur con suite de lujo en otro establecimiento de la cadena Ritz y con la contratación de una limusina para sus desplazamientos.

En el Congreso y en el Senado es un clamor el incumplimiento de los parlamentarios de Podemos con sus compromisos con la austeridad. Tanto que en la Cámara Alta ya tiene una tránsfuga que se ha pasado al Grupo Mixto para doblar su retribución mensual hasta casi los 7.500 euros.

De los teléfonos de alta gama que facilita el Congreso a sus 350 diputados tan sólo cinco han renunciado al mismo. Son del PP y del PSOE.

Los grupos parlamentarios de Podemos en el Congreso y Senado han agotado el cupo de asesores a cuenta del erario público

Asimismo, los grupos parlamentarios de Podemos en ambas cámaras han cubierto su cupo de asesores a cargo de las arcas públicas. Pero se da la circunstancia de que no han utilizado esa prerrogativa para incorporar letrados o asesores parlamentarios con experiencia en esa tarea. En su inmensa mayoría, se trata de amigos o miembros de los círculos próximos a diputados y senadores. He aquí un ejemplo.

Tampoco han cumplido su compromiso de renunciar al coche oficial. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y algunos dirigentes de Podemos lo siguen utilizando. Simplemente lo han rebautizado como... "vehículo de incidencias". Y muchos de sus diputados no han renunciado a las tarjetas de taxi que les facilita el Parlamento.

Comenta esta noticia
Update CMP