14 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Montero planta una comisión sobre la corrupción del PSOE-A para ir a La Sexta

La ministra de Hacienda debía comparecer en el Parlamento andaluz para dar explicaciones sobre el desfalco de la fundación Faffe, pero no se ha presentado porque le venía mal: tiene debate.

Por lo que se ve, María Jesús Montero prefiere los platós de televisión a las sedes parlamentarias. 

La ministra de Hacienda ha plantado este jueves por la tarde al Parlamento de Andalucía y, por contra, participa esta noche como representante del PSOE en el debate de mujeres que ha organizado La Sexta, el último de la campaña. 

Debate que cuenta también con Ana Pastor (PP), Inés Arrimadas (Cs), Irene Montero (Unidas Podemos) y Rocío Monasterio (Vox), bajo la batuta de la otra Ana Pastor.

Montero había sido citada a las 18.30 para que testificara en el marco de la comisión de investigación sobre la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), cuyos fondos se usaron en clubs de alterne y copas, entre otras cosas.

Sin embargo, horas antes la ministra en funciones comunicó a la Cámara regional su intención de no acudir. Escudándose en informes del Consejo de Estado según los cuales los miembros del Gobierno de España no tienen la obligación de comparecer ante los órganos autonómicos porque estos no tienen competencias. 

En eso y en que, según Montero, la Faffe se disolvió en el año 2011 y ella no llegó al cargo de consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía hasta septiembre del 2013, y por tanto no coincidió en el tiempo con los hechos investigados.

Al plante de la titular de Hacienda se han sumado el de los expresidentes Susana Díaz y José Antonio Griñán. Y Manuel Chaves se personó en el Parlamento de Andalucía por la mañana, pero únicamente para denunciar que su citación era "un acto electoral" y salir de allí con cajas destempladas, entre las quejas del PP y de Cs

"El PSOE es un peligro para la calidad democrática porque no comparece en las comisiones de investigación", se quejó el presidente de los populares, Pablo Casado.

Ellos y Ciudadanos vieron en esta comisión la oportunidad de introducir el escándalo de los EREs en campaña habida cuenta del oportuno retraso de la sentencia de la pieza política del mismo.

Se suponía que el fallo iba a salir en octubre, pero cuando empezó a vislumbrarse la sola posibilidad de una repetición electoral, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía misteriosamente cambió sus propios plazos, como desveló ESdiario el pasado 3 de septiembre.

 

En el juicio, que quedó visto para sentencia el 17 de diciembre del año pasado, se sentaron en el banquillo de los acusados Chaves, Griñán y otros 19 exaltos cargos de la Junta.

Comenta esta noticia
Update CMP