La conselleria ocultó 4 meses los abusos a una menor por el exmarido de Oltra

Mónica Oltra con Ximo Puig en el parlamento valenciano.

Mónica Oltra con Ximo Puig en el parlamento valenciano.

Un informe de la Fiscalía pone de relieve la falta de diligencia del departamento de Mónica Oltra en el caso de abusos a una menor por parte de su exmarido condenado a cárcel.

Luis Eduardo Ramírez, ex marido de la vicepresidenta del Gobierno valenciano y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, fue condenado a cinco años de cárcel por abusos a una menor. En el fallo de la Audiencia de Valencia del pasado diciembre se dejaba constancia de cómo la relación del procesado con "un alto cargo de la Generalitat" (en referencia a Mónica Oltra) dificultó la denuncia de la víctima por miedo a no ser tenida en cuenta.

Ahora es la Fiscalía la que todavía es más clara sobre este asunto y deja a Oltra en una situación política muy complicada al poner de relieve que el departamento que dirige la líder de Compromís ocultó durante cuatro meses la denuncia de la menor.

"Llama poderosamente la atención que desde febrero de 2017, cuando la menor habla por primera vez de abusos sexuales, hasta el 27 de junio de ese mismo año", cuando la Policía Nacional alertó a la Fiscalía de Menores de la posibilidad de un delito de abusos, "no se comunicara a la Fiscalía de Menores por parte de la Conselleria" el relato que la menor había hecho a las responsables del centro de acogida en el que señalaba que había sido víctima de abusos sexuales por parte de un educador. 

El condenado ha pedido la repetición del juicio al sostener que sufrió indefensión por la "la falta de diligencia" de la propia Fiscalía, pues dispuso de dos pruebas exculpatorias que nunca llevó ante la Audiencia de Valencia.

En su respuesta, la Fiscalía tacha de "ridícula" la argumentación de la defensa y arremete contra la conselleria de Oltra ya que la directora del dentro de Acogida Niño Jesús y la psicóloga de la Dirección territorial de Igualdad no preguntaron a la niña por los presuntos abusos y además no dieron cuenta a la Fiscalía de Menores de los mismos.

El juez de instrucción dictó un auto para investigar penalmente los hechos en septiembre de 2017. Fue entonces, un mes después, cuando "la conselleria encargó dicha "prueba" pericial a una entidad privada "Espill" y, lejos de poner dicha pericial a disposición del juez encargado de la instrucción penal, la remitió a la Fiscalía de Menores, dos años después de haberse realizado y una vez celebrado el juicio oral", según la argumentación de la Fiscalía.

La vicesecretaria del PPCV Elena Bastidas ha instado a Oltra a dar la cara, porque "no puede seguir escondiéndose tras  la gravedad del nuevo informe" . Bastidas subraya lo "irracional" de que la víctima llegara al juicio esposada y sostiene que el comportamiento de la conselleria es cada vez más sospechoso por lo que "debe aclarar múltiples cuestiones".

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP