07 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El hermano de Bardem desprecia a Vox con un zarpazo a PP y Cs en La Sexta Noche

Carlos Bardem se explaya en una entrevista que tocó todos los fantasmas de la familia para llegar a conclusiones rotundas contra la derecha española en general.

Carlos Bardem pasó  de nuevo por La Sexta Noche, en formato de revival, en una velada que también recordó los mejores hits de Iñaki Gabilondo, Pérez Reverte o Wyoming y recibió a Eduardo Mendoza, para lanzar sus habituales diatribas contra "las derechas" españolas, en ese tono tan suyo que también comparte con frecuencia su hermano Javier.

El partido de moda para la izquierda más rotunda, Vox, copó buena parte de sus refrescados desvelos, para atizarle de lo lindo y aprovechar el viaje para meter en el mismo saco al PP y Ciudadanos, con una sentencia que a buen seguro hizo las delicias de sus seguidores: ""Seguramente la gente de Vox  militaba en el PP o Cs y se les quedan cortos".

 

No contento con meter a todos en el batiburrillo, repartió más cera para los populares, a quienes comparó con una célebre organización criminal, nada menos, tirando de un juego cinematográfico propuesto por el programa de Iñaki López: "El símil con el PP  serían las cinco familias de la mafia de Nueva York". 

Y cómo no, muy en la línea de cargar contra el "Régimen del 78", en la misma línea política que partidos como Podemos o Batasuna, el actor sacó el comodín de Franco para arremeter incluso contra aquellos años en que España supo dar el salto de la Dictadura a la democracia: "Franco es un genocida, en la santa Transición se metió la mugre bajo la alfombra".

Los dos escritores

Todos los hits de Wyoming y Gabilondo fueron en la misma línea, pero quienes se saltaron un poco el guión para bajar a la tierra fueron curiosamente dos escritores, uno presente y otro rememorado; Eduardo Mendoza y Arturo Pérez Reverte respectivamente.

El primero fue claro: "Está bien quitar los huesos de este tío, pero con eso no vamos a solucionar el problema". Y el segundo tampoco se quedó manco, en su habitual tono provocador para enfriar el melodramatismo progresista con un dictador muerto hace cuatro décadas y convertido en asunto constante de actualidad: "Que lo piquen y con la mojama hagan empanadillas de carne, me da exactamente lo mismo".

Comenta esta noticia
Update CMP