16 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmona pincha el efímero globo de Sánchez y pone la puntilla a sus esperanzas

Apenas unas horas han dejado al líder del PSOE sus compañeros disfrutar de la desactivación del sorpasso. Si pensaba que relegando a Iglesias a tercero le bastaba estaba muy equivocado.

Poco le ha durado el espejismo a Pedro Sánchez. Los barones del PSOE se han encargado rápidamente de desinflar la euforia del líder socialista por haber desactivado el tan temido sorpasso de Unidos Podemos. Ya la misma noche del domingo, la lideresa andaluza Susana Díaz lanzó un par de recados envenenados a Sánchez y sólo era un aperitivo de lo que le quedaba por escuchar este lunes, apenas unas horas después de que se confirmara que el PSOE resistió al sorpasso. 

Y es que a la andanada de Guillermo Fernández Vara se unió rápidamente la del concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid Antonio Miguel Carmona, que echó más leña al fuego interno del PSOE y a la hoguera en la que amenaza con arder Sánchez pidiendo una renovación "en profundidad" el partido tras el "peor resultado de la historia" en los comicios generales y reclamando la convocatoria de un congreso federal "de inmediato" con el protagonismo de la militancia.

"Vamos de peor resultado de historia a peor resultado de la historia", indicó Carmona quien aseguró que "no es socialista quien se complace por sobrevivir sino el que lamentándose por la peor derrota, trabaja por cambiar la organización para devolver el partido a los militantes".

"Siento verdadero pudor de los que se complacen por la peor derrota de nuestra historia", aseguró el edil socialista, crítico con la gestión del partido que está realizando el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Carmona aseguró que estar a 50 escaños del PP es la "peor noticia" para los socialistas para recalcar que "nadie puede alegrarse por propia conveniencia de haber perdido cinco diputados en tan solo seis meses".

A juicio del edil socialista, la dirección federal debe "asumir responsabilidades políticas". "No vale ganarle a las encuestas, hay que ganar a la derecha y, muy al contrario, hemos permitido que sigan gobernando este país", apostilló.

Asimismo, Carmona manifestó "no poder entender cómo el PSOE no ha podido llenar el hueco generado por el PP de corrupción y recortes" y llamó a "ser capaces de reconstruir una alternativa sólida y creíble". "Somos un partido de 11 millones de votos, no somos un partido de dirigentes que tratan de sobrevivir", agregó el que fuera mano derecha del defenestrado Tomás Gómez, enemigo declarado de Pedro Sánchez.

Comenta esta noticia
Update CMP