03 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un nuevo giro amenaza con dar un vuelco al caso de abuso sexual en Telecinco

Desde que saltó la bomba nuclear en el último Gran Hermano de Mediaset el caso ha estado rodeado de un sospechoso secretismo y mucha ambigüedad. Ahora ha pasado algo que puede cambiarlo todo

La concursante de Gran Hermano Carlota Prado podría haber denunciado ante la Policía Nacional los presuntos abusos sexuales que sufrió por parte del que era su pareja dentro de la casa, José María López Pérez.  Al parecer se habría personado en una comisaría de Madrid para poner estos hechos en conocimiento de las autoridades, días después de que la productora del reallity hiciera lo mismo ante la Guardia Civil.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 4 de noviembre, cuando Prado se encontraba muy afectada por la ingesta de alcohol y su acompañante masculino les tapó a ambos con un edredón que impidió que se apreciara con exactitud lo que ocurría.

Según indicó a la Guardia Civil el encargado del departamento de Contenidos del programa, podría haber tenido lugar una relación sexual sin el consentimiento de la mujer. Ante esta “conducta intolerable” la dirección de Gran Hermano expulsó al integrante masculino de la pareja y aconsejó a la mujer que abandonara la casa de manera temporal. Poco después Carlota Prado volvió a entrar en la casa hasta que fue expulsada por el público.

En ese momento, la concursante había decidido no denunciar a quien era su pareja en ese momento pero, al terminar su paso por el concurso y ser informada por la dirección del programa de lo que había ocurrido, cambió de opinión. Al parecer habría habido un abuso sexual con penetración del que ella ni siquiera era consciente. Ahora será el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid el encargado de investigar el caso.

Comenta esta noticia