17 de enero de 2018
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El director de TV3 paga por todo el daño que ha hecho: "Es una catástrofe"

El director de TV3, Vicent Sanchis.

El director de TV3, Vicent Sanchis.

Vicent Sanchis está con el agua al cuello. Se libró del artículo 155 pero no de pagar una deuda millonaria a Hacienda que amenaza seriamente el futuro de la cadena pública catalana.

TV3 se libró del artículo 155 pero no se librará de pagar los 167 millones de euros que Cristóbal Montoro reclama a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales por el IVA de las subvenciones de la Generalitat entre los años 2015 y 2017.

La televisión pública catalana ya ha empezado a desprenderse de los programas más caros y menos rentables, y la primera víctima ha sido su magacín vespertino, Tarda Oberta. Que, además, era una tertulia más blandita que el resto.

 

Pero le seguirán más, como adelantó el propio director de TV3 en una entrevista en la emisora RAC1. Vicent Sanchis, indignado con el Gobierno de Mariano Rajoy, señaló: "Estamos en una situación terrorífica". 

"Este cambio de criterio en el IVA destruye la programación de TV3 y puede llegar a derrumbar el sector audiovisual de Cataluña. Para las empresas audiovisuales productoras es una gran catástrofe. Están cargándose el sector audiovisual de Cataluña y no les importa nada", lamentó.

Según él toda la programación quedará afectada por el pago de la deuda, empezando por la de producción externa y las películas compradas. Y a partir de marzo y abril vendrá, anunció Sanchis, la peor parte. 

"Si esto no se soluciona, la situación puede ir mucho peor. Nos están haciendo pagar lo que quieren hacernos pagar", vaticinó, en clara alusión a las denuncias del PP, Ciudadanos y el PSC por la manipulación de la cadena y sus reiteradas muestras de parcialidad. No obstante Sanchis descartó el cierre de la televisión, aunque tendrán que apretarse mucho el cinturón.

Precisamente de TV3, Catalunya Radio y su papel en el procés habló este jueves el arquitecto del 155, Roberto Bermúdez de Castro. "Es una vergüenza (...). Señalaron dónde estaban las patrullas de la Guardia Civil y  no ha pasado nada, la gente sigue escuchando", afirmó.

Comenta esta noticia